FAMILIA Y NIÑOS

Cosas que una madre debería saber sobre nutrición para evitar la obesidad infantil

Date February 2, 2018 01:11

Actualmente, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud uno de los problemas más agravantes de salud pública a nivel mundial es el sobrepeso infantil, pues esta enfermedad ha aumentado en un ritmo alarmante debido a la sustitución de un buen balance nutricional y ejercicios por comida chatarra y sedentarismo.

¿Cómo afecta la obesidad infantil?

Supot phanna / Shutterstock.com

En primer lugar, debemos recordar que no es lo mismo la obesidad infantil a la adulta por lo tanto no será igual la manera de tratarla. Comúnmente reconocemos el clásico tratamiento en adultos para adelgazar: la dieta, además de las otras opciones que nos brinda las cirugías gracias al avance tecnológico.

Sin embargo, en niños y adolescentes no es recomendado utilizar el método dietético de reducir el número de las comidas porque debemos recordar que ellos están en un período donde alcanzan los picos más altos de crecimiento y desarrollo.

¿Cómo saber si mis hijos pasaron el límite estándar de peso?

Yuganov Konstantin / Shutterstock.com

Para saber si un niño está dentro de su peso correcto, su índice de masa corporal se mide de acuerdo con ciertos parámetros médicos que se calculan con base en su estatura y talla. Además, es muy importante verificar sus hábitos cotidianos tanto en la alimentación como en sus actividades físicas.

Quizá te interese: Obesidad infantil: causas, factores de riesgo y cómo afecta la calidad de vida de los pequeños de la casa

Comida rápida vs. vegetales

Por razones de comodidad la comida rápida ha ganado peso y en consecuencia ha aumentado el porcentaje de niños que padecen de obesidad infantil, según revelan estudios universitarios y científicos en todo el mundo.

Matka Wariatka / Shutterstock.com

Los especialistas hacen énfasis que para que un niño adelgace el tratamiento no es regirlo a dieta, sino cambiar sus hábitos para que lleve una alimentación sana y sobre todo, para que gaste más energía de las que consume.

¿Hacer o no hacer dieta?

Las dietas no todas las veces funcionan en adultos, además, se consideran inapropiadas para los niños, pues son seres que están en crecimiento.

Entonces, ¿qué deben consumir?

Para evitar padecer de obesidad infantil, tus hijos necesitan consumir una dieta variada que sea rica en vitaminas y minerales, que contenga cantidades suficientes de proteínas, hierro, carbohidratos, frutas, vegetales y ciertas grasas.

Nina Buday / Shutterstock.com

Es importante que los padres comprometan a toda la familia a una forma saludable de alimentación ya que sería inapropiado aislar  a que solo uno niño siga el régimen alimenticio.

¿Qué alimentos no se deben consumir en exceso?

Mucho se ha hablado al respecto, pero es recomendable que los niños no consuman en grandes cantidades alimentos blancos como pan blanco, comidas procesadas, gaseosas y dulces.

Sergey Novikov / Shutterstock.com

El truco esta en orientar la alimentación, estimular la actividad física y evitar picar entre comidas. Otros consejos de expertos son comer raciones proporcionales, realizar actividad física como practicar algún deporte y disminuir el consumo de dulces.

Al tomar en cuenta estos consejos tienes las herramientas necesarias para tratar la obesidad en un grupo familiar y así evitar que tus hijos o algunos de tus familiares padezcan o logren superar esta etapa. Recuerda visitar siempre a tu pediatra y nutricionista de confianza para aclarar todas tus dudas.

Fuente: Guia Infantil , Best Health

QUIZÁ TE INTERESE:

Japoneses plantean que añadir plátanos bien maduros a la alimentación es beneficioso para la salud

5 ideas rápidas para preparar una cena sabrosa sin romper la dieta


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.