Sharon Stone: Todo sobre la hemorragia cerebral que casi acaba con su vida

Noticias

Sharon Stone está a punto de cumplir 60 años de edad y tiene razones suficientes para celebrarlo, pues haber sobrevivido a una hemorragia cerebral y volver a la actuación es algo que años atrás nadie hubiera creído.

La actriz, que en 1992 saltó a la fama por su papel en la película Bajos Instintos al lado de Michael Douglas, reveló en una entrevista aspectos tan delicados de su vida personal, que demuestran el coraje que tuvo en los últimos años para salir adelante, contra todo pronóstico.

Quizá te interese: Las 7 claves de Sharon Stone para envejecer saludablemente y verse tan radiante a sus 59 años

Fue en 2001 cuando todo su mundo se vino abajo, tras sufrir una apoplejía y una hemorragia cerebral que la llevaron al borde de la muerte. Sólo tenía 5% de posibilidades de sobrevivir y las secuelas tardaron 2 años en sanar. Sharon tuvo que aprender a hablar, caminar, leer y escribir de nuevo, y no sólo eso, al parecer, cambios más profundos ocurrieron en su cuerpo:

Casi parece que todo mi ADN cambió. Mi cerebro no está donde solía, mi tipo de cuerpo cambió, e incluso mis alergias a los alimentos son diferentes. Me volví más inteligente emocionalmente. Me esforcé mucho para desarrollar otras partes de mi mente. Ahora soy más fuerte. Y puedo ser excesivamente directa. Eso asusta a la gente, pero creo que no es mi problema.

Pero no sólo su bienestar físico se vio perjudicado, también su vida personal resultó seriamente dañada, pues admite que luego de pasar por dos divorcios, se quedó completamente sola.

Había cinco por ciento de probabilidades de que viviera. Toda mi vida se borró en un instante y generalmente a la gente no le interesa una persona rota. Estaba sola. Sé que a muchos les parecerá extraño que hable de esto después de tantos años, porque en su momento no quise hablar de lo que estaba sucediendo; ya sabes, este es un entorno que no perdona nada. Pero ahora me siento afortunada y agradecida de poder hablarlo. Antes, mis posibilidades de hacerlo eran casi nulas.

Ahora lleva una vida tranquila junto a sus tres hijos adolescentes, hijos adoptivos, Roan, Laird y Quinn, y acaba de iniciar un nuevo proyecto con HBO en la serie TV Mosaic, en la que le deseamos todo el éxito del mundo, pues lo tiene más que merecido.

Fuente: CBS News

Quizá te interese: El éxito no tiene edad: 10 celebridades que no se rindieron y alcanzaron la fama un “poquito tarde”

Recomendamos