Gastar casi 70 mil dólares en su adicción por la Coca Cola resultó ser el menor de sus problemas

Inspiración

February 19, 2018 17:24 By Fabiosa

Donna Gunner, de 51 años de edad y originaria de Reino Unido, se sorprendió cuando hizo el cálculo de cuánto había gastado en su adicción: beber Coca Cola.

© Ben Birchall / PA Real Life

La mujer se dio cuenta de que había invertido $69 mil dólares durante los 20 años que confiesa haber sido adicta a esta popular bebida, algo que a grandes rasgos es la menor de sus preocupaciones, pues su salud se vio seriamente afectada.

Durante las dos décadas consumió 30 latas diarias, lo que equivalía a un kilogramo de azúcar y cuatro mil 170 calorías diarias, el doble de lo recomendado.

© Ben Birchall / PA Real Life

Su adicción llegó a tal punto, que la primera cosa que Donna hacía al despertar era ir al refrigerador y beber una lata de Coca Cola, inclusive llegaba a despertarse a mitad de la noche con un antojo irresistible de la bebida.

Bebía una lata tan pronto como abría los ojos, otras dos antes de irme a trabajar, otra en el camino al trabajo y luego otra con el desayuno en mi escritorio. Guardaba cajas enormes con latas debajo de mi escritorio y bebía una cada hora más o menos.

Quizá te interese: 5 Enfermedades que comparten una causa en común: el consumo constante de bebidas gaseosas

Después de que su peso se elevara considerablemente, Donna comenzó a ir al gimnasio, pero ocurrió algo que la avergonzó demasiado y al mismo tiempo la hizo reaccionar acerca de su situación:

Las máquinas de ejercicio simplemente se apagaron cuando puse mis manos sobre el probador de presión arterial. Le pregunté al instructor qué pasaba, y me dijo que era mi presión arterial demasiado alta. Estaba tan avergonzada y me di cuenta de que tenía que hacer algo al respecto.

© Ben Birchall / PA Real Life

Al principio cambió la Coca Cola regular por la de dieta, hasta que finalmente la pudo dejar por completo.

Me dieron migrañas horribles, tuve temblores y me sentí realmente mal. Era como una adicta dejando las drogas.

Aunque empezó a trotar, Donna se dio cuenta de que no lograba bajar de peso, así que su médico, el Dr. Peter Foley, sugirió una dieta baja en carbohidratos, específicamente diseñada para los diabéticos tipo 2.

Ahora Donna es capaz de trotar casi cinco kilómetros todos los días y ha completado las medias maratones de Bridgewater y Exeter.

© Ben Birchall / PA Real Life

Aunque logró dejar su adicción, bajar de peso y llevar una vida saludable, Donna admite: "Incluso ahora, todavía tengo ganas de Coca Cola. Pero en vez de eso tengo una botella de agua con gas. No hay forma de que me rinda y vuelva a mi vida de antes".

¿Qué te pareció la inspiradora historia de esta mujer? Compártela con tus contactos en redes sociales.

Fuente: The Sun

Quizá te interese: 9 Razones comprobadas por la ciencia para dejar de consumir bebidas carbonatadas