Arepas: La opción perfecta, deliciosa y sin gluten para desayunar nutritivamente

Familia y niños

Las arepas, son un alimento básico en todas las mesas colombianas y venezolanas, e incluso en las de otros países de latinoamérica en los que el maíz es el alimento principal, a veces llevando otros nombres y ligeras diferencias en la preparación y relleno.

Básicamente, las arepas son un "pan" plano preparado exclusivamente con harina de maíz precocida, la cual es de muy fácil acceso y de bajo costo en todo el continente americano y en varios países de Europa. Son un alimento ideal para el desayuno y las cenas, aunque hay quienes la incluyen hasta en sus almuerzos gracias a su versatilidad. Lo mejor de las arepas es que son deliciosas, se pueden rellenar con cientos de cosas diferentes y no contienen gluten, lo que las convierte en las sustitutas perfectas del sándwich.

nehophoto / Shutterstock.com

La forma de prepararlas es muy sencilla y práctica. Para seis personas, simplemente se agregan en un recipiente 4 tazas de agua y una cucharadita de sal. A esta solución, se le añaden dos tazas de harina de maíz precocida blanca o amarilla, la única diferencia es el color. Se amasa todo hasta obtener una masa de consistencia homogénea y en un punto medio en el que no sea muy sólida o muy pegostosa.

acongar / Shutterstock.com

QUIZÁ TE INTERESE: Estas 10 especias no sólo son deliciosas, también ayudan a perder peso

Una vez hecha la masa, se procede a darle forma a las arepas. Simplemente se hacen con un movimiento similar a un aplauso, dándole la típica forma de ruedita, dejándolas no más gruesas de un centímetro. Se pueden adecuar las cantidades de ingredientes de acuerdo a la cantidad a preparar y todos los empaques de harina de maíz precocida traen las proporciones, así que no hay de qué preocuparse.

Para cocinarlas, se colocan sobre un sartén o plancha plana, a fuego medio. Lo mejor de las arepas es que no son fritas sino asadas, por lo que no es necesario añadir más aceite que el necesario para evitar que estas se peguen a la superficie.

Barbara Maffei Granadillo / Shutterstock.com

El tiempo de cocción no tienen ningún truco, simplemente se dejan dorar al gusto y se van volteando varias veces para que se cocinen sin quemarse. La idea es que el interior de la arepa quede completamente cocido y la parte externa, ligeramente crujiente.

Una vez listas, se pueden rellenar con margarina o mantequilla, cualquier tipo de queso, aguacates, frijoles de todo tipo y un largo etcétera, las posibilidades son infinitas.

danielfela / Shutterstock.com

¡Y listo! Nada mejor que olor de las arepas recién hechas por la mañana. Es una receta muy económica, sencilla, saludable y deliciosa. Inténtalo y cuéntanos cómo te va.

Fuente: Kitchn

QUIZÁ TE INTERESE: Todo sobre los polémicos alimentos transgénicos: Cómo nos afectan, riesgos y aspectos positivos

Recomendamos