NOTICIAS

Un hombre diseñó zapatos que crecen junto con los niños. Y lo hizo para los más pobres

Date January 27, 2018 00:17

A veces, para hacer el bien a la humanidad no se necesitan actos extremadamente heroicos ni arriesgados, basta con tomar en cuenta las necesidades de las poblaciones y pensar en el modo de cubrir sus carencias. Quizás en una primera instancia suena sencillo, pero la verdad es que hay que comprometerse con la causa e idear desde una perspectiva realista el diario vivir de aquellos a quienes se planea ayudar.

Esto probablemente fue lo que tuvo en mente Kenton Lee en el momento en que se le ocurrió su idea altruista para ayudar a las comunidades de niños de países africanos marginados y en condiciones de pobreza extrema. Lee tomó en cuenta la necesidad de calzado que tienen los infantes a fin de evitar infecciones y heridas; sin embargo, la donación de calzado común no era la opción más viable debido al crecimiento rápido y constante de los niños durante esa edad. Por tal motivo, Lee decidió crear un diseño de zapatos que le pusiese fin a ese inconveniente.

READ ALSO: Esta bebita, recatada durante el huracán Harvey, se ha convertido en un símbolo de esperanza

El zapato en sí no está hecho de materiales mágicos ni flexibles que permitan su expansión, sino de materiales resistentes y mucho ingenio para lograr un diseño funcional y adaptativo a varios tamaños y edades.  Se trata de un zapato estilo sandalia que cuenta con una tira ajustable que se va alargando a medida que el tamaño del pie del niño va creciendo.  Esta prenda tiene un efecto favorable en la calidad de vida de los niños de estos países, pues tiene un impacto 5 veces mayor que los zapatos ordinarios debido a que se expande 5 tallas y dura muchos años más.

Kenton Lee difundió su propuesta a través de la creación de una página web en la que insta a quienes puedan a distribuir los zapatos a aquellos niños que más lo necesitan, pero en caso de no poder ayudar a distribuirlos, también tienen la opción de donar para las diversas comunidades en condiciones de pobreza. Lee afirma que trabaja con asociaciones sin fines de lucro, iglesias, escuelas e individuos a fin de hacer llegar el diseño novedoso a quienes más puedan salir beneficiados.

Por cada $15 donados, un niño en condiciones de pobreza recibe un par de zapatos duraderos y ajustables para que pueda caminar sin exponerse a contraer alguna infección o a ser víctima de alguna herida innecesariamente. Sin lugar a dudas, los requisitos indispensables para tener una acción positiva en el mundo es la voluntad, la comprensión y el ingenio, lo demás viene por añadidura.

READ ALSO: Perdió a su esposa por el cáncer, y ahora le dedica las palabras más lindas en su primer aniversario

Source: The Shoe That Grows / Facebook