NOTICIAS

Es negro, tiene largos colmillos de vampiro y una cuenta de Instagram con muchos seguidores

Date January 27, 2018 00:19

En el mundo actual en el que las mascotas han cobrado una importancia y esencialidad en la mayoría de los hogares, es muy común que las familias cuenten con al menos dos de ellas, y por su meticulosidad e inteligencia, los gatos suelen ser uno de los favoritos. Si este es tu caso y tienes una preferencia confesa por los felinos, te encantará el aspecto de Monkey, el gato vampiro.

Monkey es un gato negro de ojos saltones y amarillos, pero eso no tiene nada de novedoso; lo que lo hace un gato excepcional y popular son sus colmillos, los cuales sobresalen de su boca y lo hacen parecer miembro del árbol genealógico del Conde Drácula.

El gato original e irrepetible se ha vuelto la debilidad de muchos usuarios de la red social Instagram, en la cual no dudan en expresar su admiración por su aspecto físico a través de “Me gusta” y comentarios; de hecho, una publicación de una foto de él puede llegar a alcanzar casi los 6.300 “Me gusta” y contar con múltiples comentarios. Su popularidad ha llegado al punto de alcanzar los 68.000 seguidores y seguir en ascenso.

Quizá te interese: 3 Teorías que explican por qué los gatos adoran dormir sobre sus dueños

Sin embargo, la historia de Monkey es muy conmovedora; él llegó a la vida de su humana, Nicole Rienzie, de 38 años, durante una noche del año 2010. Nicole iba en la carretera con su madre cuando el pequeño gatito perdido y desesperado se lanzó sobre el auto y ellas casi lo atropellan. Se asustaron y rápidamente se bajaron para ver que estuviese a salvo. Ante ellas, estaba Monkey, aún sin sus dientes de vampiro, pero aunque estaba ileso, era muy pequeño, estaba sucio, lleno de pulgas y con conjuntivitis severa en ambos ojos. Nicole decidió recogerlo y llevarlo a su casa hasta poder encontrarle un hogar.

No  obstante, Monkey llegó para curar a Nicole del  dolor profundo que le producía haber perdido a su padre hacía poco tiempo en un accidente automovilístico; así pues, ella decidió adoptarlo, cuidarlo y quererlo. Luego de un año compartiendo juntos, Monkey volvió a sorprender a Nicole cuando le salieron dos colmillos largos, blancos y puntiagudos.

Rinzie se asustó y llevó a Monkey al veterinario, quien, luego de examinarlo, le informó que los colmillos no representaban ninguna anomalía ni le producía dolor alguno, sino que era un fenómeno particular sin efectos perjudiciales para él.

Ahora Monkey tiene 8 años y vive una vida feliz, tranquila y amorosa con su humana, además de que cuenta con la admiración de miles de usuarios en Instagram quienes se deleitan con cada publicación del particular gatito.

Quizá te interese: Se llaman ‘Quimera’ y son gatos bicolor, y vaya que le hacen honor a su nombre

Fuente: Vampire Car Monk & Bean / Instagram