NOTICIAS

Hay un río en Colombia que es llamado "el río más hermoso del mundo" por su magnífico color

Date February 2, 2018 01:13

Nuestro planeta Tierra está colmado de lugares deslumbrantes que, sin duda alguna, vale la pena conocer. Poder admirar paisajes de playas, montañas, llanos, desiertos y más es un gusto que sólo quienes entienden que las mejores fotos las toman los ojos pueden comprender; por eso viajar es uno de los placeres más valorados por muchos. Así, uno de los ríos más impactantes del mundo está ubicado en un país latinoamericano, al norte de América del Sur.

En medio del departamento del Meta, en la sierra de la Macarena, Colombia, se encuentra Caño Cristales, un río de poca longitud y anchura, pero, sin duda, uno de los hermosos que podremos encontrar en el mundo; Caño Cristales mide 100 metros de longitud y no pasa de los 20 metros de ancho.

Quienes han vivido la maravillosa experiencia de divisarlo, le han atribuido diferentes nombres, en busca de poder describir la magnitud de su belleza; entre sus denominaciones más comunes se encuentran “El río de los dioses”, “El río de los cinco colores”, “El arcoíris que se derritió”, “El río que se escapó del paraíso” o simplemente “El río más hermoso del mundo”.

Quizá te interese: 7 Destinos europeos que no se pueden ignorar por su belleza en paisajes naturales y arquitectura antigua

Cualquiera de ellos le hace honor a su particularidad, sus colores. El río es famoso por dar la sensación de contener seis colores: amarillo, verde, rojo, azul, negro y, principalmente, rosado. El fenómeno de este efecto visual encuentra su origen en la diversidad de los colores de las plantas acuáticas, mejor conocidas como algas, que se reproducen en el fondo del río.

Definitivamente, Colombia alberga en sus tierras una de las maravillas naturales más coloridas de las que se tiene registro. Caño Cristales está compuesto de rápidos, cascadas, correones y pocetas en los que se puede percibir su agua completamente cristalina, lo que permite también la observación de la flora acuática presente en él.

En caso de querer visitarlo, los meses más recomendados son los contemplados en la época entre junio y diciembre, pues las lluvias de la temporada hacen que los colores se vean mucho más avivados y la experiencia sea mucho más encantadora.