Este hombre convirtió un desierto en un bosque frondoso de más de 500 hectáreas

Estilo de vida y tendencias

January 19, 2018 17:49 By Fabiosa

En el mundo hay personas que suelen preocuparse por las malas situaciones, opinar, decir grandes ideas y hasta criticar, pero nunca se deciden a tomar acción y llevar a cabo alguna de sus ideas para intentar hacer algo por solventar los problemas que aquejan a todos los seres humanos. Una persona que, definitivamente, no es como estas es Jadav Payeng, un hombre nativo de la India que es una leyenda viviente por sus acciones en favor del medio ambiente.

Nacido en la ciudad de Jorhat en la provincia de Assam, Jadav Payeng a quien también se le conoce como "Molai", sintió hace más de 30 años, la gran necesidad de dejar de estar de brazos cruzados y de empezar a hacer algo por el ecosistema en el que vivía.

QUIZÁ TE INTERESE: La última voluntad de este millonario fue que sus tierras se convirtieran en un parque ecológico

Todo comenzó en el ya lejano 1979, cuando vio que las inundaciones que causaba el rio Brahmaputra hacían estragos en la fauna silvestre y también en la población, especialmente en un área que era un banco de arena en la que los animales morían de sol y calor ya que no existía ni un solo árbol en esta gran extensión casi desértica de solo arena. Además, la falta de árboles hacía que el río no tuviera contención e inundara áreas densamente pobladas. Su preocupación hizo que comenzara a trabajar como voluntario en la siembra de árboles, 30 años después los resultados dejan a cualquiera sin habla.

Molai, logró casi por sí solo, sembrar una extensión de más de 500 hectáreas de árboles, utilizando semillas de distintos árboles típicos de la localidad. Esta área que antes era un gigante desierto, ahora alberga a tigres, rinocerontes, elefantes y muchos otros animales en peligro de extinción que tienen un nuevo hogar gracias al esfuerzo de este hombre.

Jadav ha recibido desde entonces numerosos honores, incluyendo uno de sus más preciados: las 500 hectáreas de árboles ahora se llaman "Bosque Molai" en su honor. Además, el gobierno le dio uno de los reconocimientos civiles más altos de la India y hasta lo denominó el "Hombre Bosque de la India".

La historia de Molai hace reflexionar en que solamente hace falta un poco de voluntad para cambiar el mundo y convertirlo en un lugar mejor. ¡Gracias Molai!

Fuente: Wikipedia

QUIZÁ TE INTERESE: Son los 5 países del mundo menos visitados, pero en verdad vale la pena conocerlos