5 beneficios que proporciona el hielo para el cuidado de la piel

Trucos

August 11, 2017 11:22 By Fabiosa

Día a día nuestra piel sufre las consecuencias del mundo acelerado en el que vivimos. La contaminación, el estrés, la alimentación poco saludable o la deshidratación son algunos de los factores que envejecen nuestro rostro y causan manchas o granitos. Las marcas de cosméticos han creado muchos productos para cuidar la piel, pero en ocasiones son demasiado costosos y poco efectivos. Hoy te revelamos una de las terapias más utilizadas en Oriente: el hielo. Es muy efectivo para mantener la piel joven y aquí te decimos por qué debes empezar a utilizarlo.

1. Contra el envejecimiento prematuro

Frotar un hielo sobre la piel por la mañana y por la noche ayuda a hidratar y rejuvenecer la piel. El hielo mejora la circulación sanguínea, tonificando el rostro, y evitando la aparición de arrugas.

También te recomendamos este artículo: Mezcla avena con jugo de limón y deshazte de las manchas en la piel ¡De forma natural!

2. Previene el acné

La exposición al sol, el estrés y los cambios hormonales pueden causar la aparición de barros, espinillas, y puntos negros. El hielo ayuda a cerrar los poros y mejor la circulación para evitar cualquier tipo de erupción.

3. Efectivo contra ojeras y ojos hinchados

Sabemos que el hielo es uno de los mejores remedios para la inflamación. Envuelve dos cubitos de hielo en un paño suave y deja por 15 minutos sobre los ojos. Verás el resultado al instante y sentirás una frescura inigualable.

4. Estimula la circulación sanguínea

Precisamente debido a esta propiedad, el hielo rejuvenece la piel de manera natural. Además, te hará sentir lleno de energía y te preparará para un día pesado.

También te recomendamos este artículo: Seis tratamientos caseros infalibles para tu cabello

5. Aporta firmeza

Al aplicar hielo todos los días, la piel se verá más tersa y suave. Por supuesto, no lo notarás de inmediato, pero si eres constante, en unos cuantos meses los resultados saltarán a la vista.

Nunca apliques el hielo directamente sobre la piel, ya que podría dañarla. La aplicación correcta consiste en envolver los cubitos en un paño suave y frotar sobre la cara en movimientos circulares. También puedes hacer tus propios cubos de hielo con aloe vera, pepino, manzanilla u otros productos naturales que usas en tu rutina de belleza. La mayoría nos lavamos la cara con agua caliente, así que el hielo es una poderosa arma para combatir la resequedad y deshidratación.

Fuente: siempremujer.com

Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.