Sus perros fueron los mejores aliados en la lucha contra la depresión, y ahora viajan juntos a todos lados

Estilo de vida y tendencias

December 29, 2017 18:54 By Fabiosa

La depresión es un trastorno psiquiátrico terrible que puede terminar por acabar con la vida de quien lo sufre. En este sentido, es importante tomar conciencia de cualquier síntoma de depresión para ayudar a nuestros seres queridos si están atravesando por esta situación o a nosotros mismos si fuera el caso.

Uno de las modalidades de ayuda más reciente para este problema es la terapia asistida con perros o los perros de terapia. Este tipo de tratamiento está tomando más auge cada día gracias a los excelentes resultados que vienen mostrando los pacientes. Además, es excelente para evitar el uso medicamentos invasivos.

Una de las pioneras en este tratamiento es Melanie Collins, una chica que sufre de depresión clínica y quien salvó su vida de sus frecuentes ataques de ansiedad desde que puso en su vida a sus fieles e inseparables compañeros: Atlas y Ellie.

La primera mascota en llegar fue Ellie, una hermosa perrita de raza husky la cual tuvo que abandonar su hogar original puesto que su antiguo humano no podía cuidarla más. Justamente ese año, Melanie atravesaba el peor momento de su crisis, se encontraba totalmente aislada de sus amistades y su pérdida de peso ya era bastante notoria.

Sin embargo, Ellie no fue una compañera muy obediente al comienzo, era un tanto terca y le gustaba morder todo lo que conseguía a su paso. Hasta que, gracias a un buen entrenamiento, la joven mascota comenzó a dar cambios en su conducta y fue oficialmente una compañera de altura para su amiga cuando más la necesitaba.

Con el pasar del tiempo, Melanie ya se encontraba mejor gracias a la compañía de Ellie y había recuperado parte del peso perdido. Justamente en este momento, llegó Atlas para unirse a la familia y seguir sumando alegrías a esta historia.

Quizá te interese: 5 Consejos para superar la soledad y la depresión después de una mudanza a la gran ciudad

A diferencia de Ellie, Atlas es un husky mucho más relajado, tranquilo y dedicado de lleno a Melanie. Los dos perros no dudaron en entablar una amistad y aliarse para que la vida de Melanie fuera una experiencia más grata.

No obstante, Melanie no se detuvo allí y agregó dos nuevos integrantes a la familia, que han hecho de sus vidas una fiesta interminable de alegrías. El tercer miembro es Aspen, un hermoso Husky que pareciera tener la personalidad balanceada entre Ellie y Atlas.

Seguidamente, Fern es un gato bebé de hermoso pelaje blanco como la nieve que llegó para dar un poco más de diversidad a la familia. Este pequeño peludo demuestra que en este mundo todos podemos colaborar siempre y cuando queramos hacer las cosas con amor.

En la actualidad, los cinco amigos son inseparables y ya tienen en su haber una gran cantidad de aventuras producto de sus incontables viajes por la naturaleza.Entre sus travesías se puede notar como escalan montañas, pasean en bicicleta y viven la vida al máximo.

En definitiva, la soledad puede ser un detonante muy fuerte para la depresión. Por ello, nunca hay que dudar de la compañía de una mascota para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Y qué mejor que el amor de estos animales para hacer sentir a quien sufre de esta enfermedad que no está solo en el mundo y que es posible superarla

Fuente: expeditionhusky / Instagram, Mis animales

Quizá te interese: En la ciudad de Londres se inauguró el primer tour turístico destinado para los humanos y sus perros