5 señales que revelan posibles trastornos físicos y mentales en los gatos debido al estrés

Estilo de vida y tendencias

January 11, 2018 17:18 By Fabiosa

Es normal que los seremos humanos lleguemos a sufrir de problemas de salud al no saber manejar las dificultades de la rutina diaria, el trabajo o de las relaciones interpersonales. El estrés, sin duda, puede causar trastornos físicos y mentales nada deseados. En este sentido, nuestras mascotas también pueden pasar por una situación bastante similar.

¿Cómo puedo saber que mi gato está sufriendo de estrés?

Si tienes la sospecha de que tu querido amigo peludo esta pasando por un mal momento, debes estar atento a alguna de estos signos o comportamientos extraños:

1. Aseo Excesivo.

Hay una gran diferencia entre un acicalamiento minucioso y lamer de manera excesiva hasta el punto de arrancar el pelaje. Este último comportamiento es un claro signo de angustia y que merece una visita al veterinario.

2. Aislamiento.

Los gatos son descritos erróneamente como animales distantes que evitan la interacción con otras mascotas y personas. Sin embargo, esto no es así en la mayoría de los casos. De hecho, el aislamiento constante es un signo común de estrés o dolor. Acude a un veterinario para ayudar a identificar la causa de este extraño comportamiento.

3. Disminución del apetito.

A diferencia de nosotros, los gatos no hacen dieta cuando se sienten pasados de peso, por lo que es importante consultar a un veterinario si tu mascota pierde repentinamente interés en la comida o deja de comer por completo. Podría ser debido al estrés o a una condición de salud subyacente.

Quizá te interese: Hay 3 razones principales por las que un gato no puede resistirse ante la tentación de jugar con una caja

4. Orina fuera de la caja de arena.

Antes de molestarte por un accidente de este tipo debes pensar si has hecho un cambio en el entorno físico del gato. Es posible que se encuentre estresado debido a la reorganización de los muebles, ruidos fuertes o que su caja de arena esté sucia. Igualmente, es importante que observes si tu gato está presentando un problema de salud. Consulta un veterinario en caso de que este comportamiento no mejore con el tiempo

5. Agresión hacia las personas u otros animales.

La agresividad hacia otros animales o personas puede ser una señal clara de estrés gatuno o de alguna enfermedad. Es importante tomar precauciones como el uso de guantes y mantener a la mascota alejada de los niños.

Los gatos son uno de los animales que más pueden llegar a manifestar síntomas de estrés. Las principales causas que pueden afectarlos son: los sonidos muy fuertes, la llegada de otro animal a casa, un cambio de hogar o el temor a algún castigo desproporcionado en el pasado.

En conclusión, es importante que acudas a un veterinario de no ver mejoras en la conducta de tu amigo felino. La reiteración de estos comportamientos en el tiempo pueden ser síntomas de un problema más grave en la salud del gato.

Fuente: Petmd, Consumer.

Quizá te interese: Toxoplasmosis: una infección común que se propaga principalmente por los desechos de los gatos


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.