ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Ellas creían que sus hijos estaban seguros en la guardería, hasta que ocurrió algo muy irritante

Date February 13, 2018 16:01

¿Cómo se podría sentir una madre que queda indefensa ante el cuidado y protección de sus hijos? Es una sensación de impotencia y dolor que cala hasta lo más profundo del alma. La historia que queremos compartirles hoy es de 2 mamás que se han sentido así por dejar a sus hijos en la guardería —donde realmente se suponía que debían estar protegidos—.

Alyssa Salgado y Glenda María viven en Washington, en los Estados Unidos, y ambas llevan a sus hijos a una guardería del Columbia Basin College —CBC—. Ellas comparten, además de la guardería de sus bebés, una irritante historia.

La hijita de Alyssa tiene 2 años y hace casi un par de semanas, cuando la recogió de la guardería, notó que la unión de sus cejas estaba roja. Le llamó la atención, pero sólo cuando llegó a su casa pudo percatarse de lo que había ocurrido: alguien, sin permiso, le había depilado las cejas a su hija.

Ella trató de confrontar a la directora de la escuela, quien le dio innumerables excusas para evadir la responsabilidad que tenían en tal acto de imprudencia y negligencia. Según la propia Alyssa la directora se rió de ella en su propia cara cuando le llevó a la niña con las cejas depiladas.

Ella se ríe en mi cara diciéndome un montón de mentiras y me molesta.

QUIZÁ TE INTERESE: Miles de madres reaccionan ante un cartel que habla sobre la dura tarea de criar a sus bebés

Está claro que era para molestarse, pues nadie tiene derecho a tomar ese tipo de decisiones sobre los hijos ajenos. Alyssa no quería que el hecho pasara por inadvertido, así que compartió el nombre de otra madre que también había pasado por lo mismo, Glenda María.

El hijo de Glenda no tiene siquiera los 2 añitos de vida y también vivió la misma experiencia. Ella compartió su historia en Facebook para visibilizar el hecho y contó que la directora del centro le dijo que nadie la obligaba a llevar a su hijo a esa guardería.

Ambas madres se han sentido muy mal y reconocen la impotencia y dolor de no saber qué está ocurriendo con tu hijo, que ni siquiera tiene edad suficiente para contar que algo malo le está pasando.

Aunque muchas mujeres podrían pensar que es una exageración, sólo por un segundo habría que ponerse en sus pieles, para saber qué se siente cuando toman decisiones por tus hijos y sin consultártelo.

La depilación de cejas puede ser un proceso doloroso y con la fina piel de un bebé mucho más. Estos hechos no deberían ocurrir y nadie debería dejarlos pasar inadvertidos, pues se supone que una madre puede estar tranquila cuando deja a su hijo al cuidado de otros que brindan dicho servicio.

Fuente: Parents

QUIZÁ TE INTERESE:

Sufrió maltrato en su infancia, y ahora usa su experiencia para ayudar a otros niños maltratados

Su bebé dormía entre mugre y suciedad. Hasta que un día la bebé ya no despertó…