TRUCOS

8 consejos que podrían ser útiles para aquellos padres que tengan algún adolescente rebelde en casa

Date April 10, 2018 12:51

La adolescencia es una etapa de la vida que está muy marcada con transformaciones y cambios de todo tipo, empezando por los físicos, pasando por los de madurez mental, gustos, intereses, y hasta comportamiento. A veces puede ser un poco difícil para algunos padres lidiar con sus hijos adolescentes.

YAKOBCHUCK VIACHESLAV/Shutterstock.com

Debido a esta razón, la relación entre esos padres y sus hijos se deteriora y llega un punto en que puede ser doloroso sentir que ya ese "niño" o "pequeño" se ha ido para ahora ser alguien silencioso, enfadado, retador y que cuestiona muchas cosas. Aquí te damos algunos consejos que podrían ayudar a que su relación mejore:

1. Evitar compararlos con alguien

VGstockstudio/Shutterstock.com

A veces, al sentir cierta frustración por no ver que son como queremos, tendemos a compararlos con algún hermano o con algún compañero de su colegio. Recuerda que tus hijos tienen el derecho a buscar cuál es el camino que prefiera y a decidir por si mismo.

Debes apoyarlo, respetarlo y guiarlo para que tenga éxito en sus propias metas. Las etiquetas no son útiles y cargan de malos pensamientos su autoconcepto.

2. Déjalo aprender de sus errores

EpicStockMedia/Shutterstock.com

Algunos padres tienden a ser sobreprotectores. Es bueno que estés ahí para brindarle el apoyo que necesite en todo momento, pero es bueno que aprenda a asumir las consecuencias de sus propios actos. No hace falta que vayas a socorrerlo siempre. Al cometer un error, tomará conciencia, aprenderá y podrá madurar, además de desarrollarse como individuo.

3. Evita ese concepto de "que haga lo mismo que yo"

Monkey Business Images/Shutterstock.com

Las expectativas de los padres limitan el desarrollo completo de la personalidad y de la individualidad de los hijos. Hay que recordar que cada persona es diferente, por lo que nuestros deseos y expectativas no tienen que caer sobre sus hombros. Permítele tener sus propios deseos y reflexiones, ya que nuestras perspectivas de la vida no son transferibles. Ellos deben elegir su propio camino.

4. Entiende su forma de socializar

En ocasiones, se tiende a forzar al hijo a socializar bajo nuestros propios preceptos y nuestros conceptos. En este punto, debes ser flexible y comprensivo. Si le mostramos a nuestros hijos que nos importa mucho lo que piensen de nosotros por sus actos, se puede crear la idea de que ellos "nos avergüenzan" y se deteriora la relación. Ocurre lo mismo si tenemos constantes peleas por el tema.

Quizá te interese: El “desafío del condón”, una nueva tendencia entre los adolescentes que es sumamente peligrosa

5. Desvincula tu propia historia de la de tu hijo

pixelheadphoto digitalskillet/Shutterstock.com

Es importante que le quitemos los excesos de presión. Recuerda que cada uno tiene su propia vida y su camino. Es importante que le facilitemos desarrollarse de manera independiente y con sus propias experiencias, de forma que se adapte al mejor entorno social y aprenda por su cuenta. Es importante evitar transferirle tus propios miedos y ansiedades.

6. Acepta que los hijos no son perfectos

SpeedKingz/Shutterstock.com

Empecemos por algo básico: Ningún ser humano es perfecto. Por eso, hay que entender que cuando cometa un error, es normal y que debe aprender de sus equivocaciones. Nadie puede ser exactamente como queremos.

7. Ser sinceros con ellos

sirtravelalot/Shutterstock.com

Es relevante que seas sincero con tus hijos. De hecho, esta puede ser la clave para tener una buena relación. Hablarles crea un vínculo de confianza, sobre todo si se elimina un poco esa barrera de la jerarquía que termina alejando a los hijos. Luego de darles la confianza de escucharnos, ellos empezarán a sentir confianza en hacerte oírlos.

8. Establece límites

Si bien es importante poder darles la libertar que necesitan para desarrollarse como individuos, también es esencial que hayan límites y normas de convivencia. Enséñales que el derecho de uno comienza y termina con el derecho del otro, de forma que hay que lograr un equilibrio. También deben saber que hay consecuencias si no se respetan las normas y debes ser firme en tus decisiones, además de honesto en todo momento, para que des el ejemplo.

A pesar de que no hay una fórmula exacta y matemática para que la relación entre los adolescentes rebeldes y sus padres mejore, estos 8 consejos al menos te darán una guía que te podría ser útil para mejorar sus vínculos.

Fuente: Psicologiaymente, Lamenteesmaravillosa

Quizá te interese: Ximena Duque dijo estar “triste” porque siente que le falló a su hijo adolescente


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.