Esta modelo quería mandar un mensaje sobre los estereotipos de la moda, y su figura fue clave

Familia y niños

Ser una reina de belleza, no siempre te hace ser muy feliz. Por más que la mayoría se piensen que es tarea sencilla, tener un cuerpo tan delgado, implica muchos sacrificios, que a veces, hasta atentan contra la salud. Por eso, la modelo Marciel Hopkins, decidió convertirse en otro tipo de “modelo”, y servir de inspiración a otras chicas.

Marciel es sudafricana, y en el año 2016, participó en el certamen de belleza de su país, para elegir a la Miss Sudáfrica. En aquel momento, ella hacía cualquier cosa por mantenerse en buena forma, así que perdió 14 kilos.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo ella sentía que no encontraba satisfacción alguna en todos aquellos sacrificios que tenía que hacer, para tener la figura que todos esperaban de una modelo.

Su régimen de alimentación le causaba tristeza, pues debía privarse de muchas de las delicias, que en pequeñas cantidades no le harían daño a su salud, pero sí a su figura. Sus rutinas de ejercicios eran de varias horas diarias, y al final del día, ella estaba incompleta.

Quizá te interese: Esta bailarina y modelo se negó a operarse una marca de nacimiento y se convirtió en una gran inspiración

Cuando comenzó a experimentar cambios en su salud, como trastornos de su menstruación, se percató de que debía hacer algo, ¡y lo hizo!

Ella decidió ser una modelo de la talla que la hiciera feliz, y convertirlo en su herramienta de lucha contra los estereotipos que se han instaurado tanto en el mundo de la moda, como en los cánones de belleza.

Así que, ideó un plan, no iba a dejar de hacer ejercicios, ni de llevar una vida sana, pero tampoco se iba a privar de las delicias que tanto le gustaban y a las que durante tanto tiempo se había tenido que negar. Perdió el miedo a mostrar sus curvas, hechas de felicidad.

Ahora se exhibe, en buena forma, porque la chica se mantiene atlética, pero no extremadamente delgada como muchos estamos acostumbrados a ver a las modelos. Ella tiene un cuerpo voluminoso, y un corazón feliz, que es para ella, mucho más importante que tener un cuerpo extra delgado, con un elevado nivel de depresión.

Su mensaje al mundo de la moda es sencillo, la belleza y la perfección no tienen por qué ser la extrema delgadez. Los cánones y estereotipos de belleza que se han creado pueden ser fácilmente cambiados, si hay voluntad de ello.

Fuente: Quién

QUIZÁ TE INTERESE:

Adwoa Aboah luchó contra la bipolaridad y el racismo de la industria, hoy es la modelo del año

Desde adolescente sufrió de alopecia, pero dejó de ocultar su calvicie y hoy es una famosa modelo