ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

A los niños les fascina el azúcar, pero esta pequeñita no ha probado ni un gramo en toda su vida y así luce ahora

Date April 17, 2018 20:08

No es un secreto para nadie que la mayoría de las personas aman el azúcar. Y si de niños se trata, pues este amor va un poco más allá y se convierte en una verdadera obsesión que no suele ser nada saludable. Lo peor del caso, es que esta obsesión por el azúcar acompaña a las personas durante toda su vida, causando una larga lista de problemas de salud.

Pareciera ser algo ya culturalmente aceptado: los niños y el azúcar son inseparables. Sin embargo, la historia de una niña de casi 3 años llamada Grace Cooper es algo que ha roto cualquier tipo de paradigma relacionado a la nutrición infantil.

 

La hermosa pequeña, fue criada por su madre con una dieta libre de azúcar. Claro está, la niña sí come frutas y otros alimentos con azúcar natural, pero nada de caramelos, jugos artificiales, gaseosas y otras comidas artificiales con azúcar añadido.

Tal vez muchos se preguntarán, "¿no es un poco exagerada esta dieta?, al final un poco de dulce no daña a nadie". Sin embargo, la evidencia científica parece indicar lo contrario, ya que se ha llegado a afirmar que el azúcar puede llegar a ser adictiva y muy peligrosa para la salud.

 

En los niños, el exceso de azúcar cada vez causa más casos de diabetes tipo II y el sobrepeso infantil es cosa cada vez más común.

Quizá te interese: 5 mitos del azúcar que ya han engañado a mucha gente por demasiado tiempo

¿Cómo ha hecho una niña de menos de tres años para no consumir azúcar?

Todo empieza con su madre, Shan, quién afirma que cuando su hija sea mayor, ella la dejará tomar la decisión sobre su su alimentación, pero mientras tanto, ella trata de crearle unas bases sólidas y saludables.

Según Shan, la pequeña Grace disfruta mucho de la comida, y ella misma prefiere elegir las opciones más sanas, aún cuando es invitada a cumpleaños y reuniones con otros niños de su edad.

La madre de Grace, comenzó a cambiar su estilo de vida con respecto a la alimentación cuando su calidad de vida estaba por el suelo, ya que de forma recurrente sufría de alergias a los lácteos, cereales y alimentos procesados.

 

La dieta de Grace se basa en alimentos naturales y para la alegría de su madre, el sistema inmunológico de la chica es tan fuerte, que ella casi nunca se resfría, aún cuando juega con muchos chicos que sí lo están. De hecho, Grace ha tenido un solo resfriado en su vida de ya casi 3 años.

¿Impresionante, no?

Lo importante de la historia de Grace es entender que la cultura alimenticia se forma en el hogar. Por lo que inculcar a los hijos desde pequeños a alimentarse sanamente es clave para procurarles una vida saludable a futuro.

Al final, no es tan difícil: hay que limitar los alimentos procesados y cambiarlos por comida de verdad, que el ingrediente principal sea lo natural y lo delicioso.

Fuente: Collective Evolution

Quizá te interese: Además de la pulpa, la cáscara de piña tiene diversos beneficios para la salud