RESRVE

Opinan los expertos: Aguantar un estornudo puede tener graves consecuencias para la salud

Date April 6, 2018 19:56

Las alergias siempre resultan pesadas de sobrellevar y los desagradables estornudos vienen a recordarnos que debemos mantener las normas de higiene. De hecho, muchas personas suelen retenerlos y ese es un gran error que varios investigadores de la salud han expuesto. Por eso, hoy queremos contarte un poco más de los estornudos y por qué no deberías aguantarlos.

Artisticco / Shutterstock.com

¿Por qué estornudamos?

El estornudo es considerado un acto reflejo involuntario del organismo humano ante algo que implica amenaza. Cuando estamos expuestos a algún alérgeno que irrita nuestras mucosas nasales, el sistema nervioso entra en acción y provoca una explosión de aire y partículas de saliva que salen de nuestra garganta y nariz.

Lyudmyla Kharlamova / Shutterstock.com

Estornudar es un mecanismo de nuestro organismo para eliminar la saliva y aire que contienen los virus, gérmenes y bacterias que están afectando nuestro sistema. Por eso, todo el cuerpo actúa en función de ello, el diafragma se contrae, y presiona a los pulmones, a la vez que la faringe está abierta para dar paso al disparo de aire que ocurrirá. Según algunos estudios la presión de un estornudo puede lanzar sus partículas y restos a una velocidad entre 60 y 160 km/h.

¿Cuáles son los peligros de retener un estornudo?

Lo primero que debemos comprender es que, al retener el estornudo, todos esos agentes infecciosos que tenemos dentro no podrán salir del organismo y estaremos evitando la función principal de este mecanismo.

giphy.com

El Dr. Anthony Aymat, especialista del Hospital Lewisham, perteneciente a la Universidad de Londres explicó que, además, aguantar el estornudo implica retener toda la presión en el cuerpo y eso implica riesgos a la salud.

Quizá te interese: Congestión y goteo nasal: Una extraña condición llamada rinitis no alérgica parece ser la causa

Como resultado de lo anterior puede ocurrir que las bacterias o virus retornen, causando una infección. Según la doctora Wanding Yang, del Hospital de Leicester, también se ha comprobado en casos de la realidad que se pueden causar perforaciones en la garganta —más o menos graves— por causa de la presión.

moj0j0 / Shutterstock.com

¿Son habituales este tipo de casos?

Aunque la mayoría de los médicos explican que este tipo de casos no suele ser habitual, es necesario comprender que hasta el momento no se conoce un factor que determine su ocurrencia o no. Cada vez que retenemos un estornudo estamos expuestos a que nos ocurra un accidente.

Consejos para no contagiar a las personas alrededor.

Si bien es cierto que con nuestros estornudos podemos contagiar a muchas personas, ya ves que tampoco es buena idea que los aguantemos. A continuación, queremos compartirte algunas medidas para que puedas protegerte tú y también al resto de las personas.

giphy.com

1. Si padeces de alergias, es mejor que siempre andes con un pañuelo, así cuando sientas la necesidad de estornudar podrás taparte boca y nariz con él.

2. Si te encuentras enfermo con gripe u otras condiciones que te hagan estornudar, también puedes usar un nasobuco o cubreboca.

3. En caso de que no tengas pañuelos o cubreboca no utilices tus manos para taparte boca y nariz, pues podrás contagiarte o a otras personas al contacto de tus manos, que están llenas de gérmenes.

4. En caso de no tener con qué taparte, puedes usar la parte interior de tu codo.

Como puedes ver, puede ser muy peligroso retener el estornudo, así que la mejor opción es siempre llevar un pañuelo y así evitaremos cualquier riesgo. No olvides consultar a tu doctor si sientes alguna molestia por haber retenido un estornudo, ¡puede ser vital!

Fuente: CNN, Infobae, Medline Plus

QUIZÁ TE INTERESE:

Contagiar a tu perro es posible y expertos revelan cómo los humanos les transmitimos enfermedades

Tenía la costumbre de tapar nariz y boca al momento de estornudar, y su garganta terminó pagando caro


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.