Deja de sufrir por el Síndrome de Intestino Irritable: Esto es lo que puedes y no puedes comer

Estilo de vida y salud

March 22, 2018 00:01 By Fabiosa

Este incomodo y doloroso síndrome se presenta en 15% de las personas y afecta más a mujeres.

pathdoc / Shutterstock.com

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) puede presentarse de 3 maneras:

  • SII-E: Donde predomina el estreñimiento.
  • SII-D: Es el caso contrario, se tenderá a evacuar con diarrea.
  • SII-M: El caso mixto donde puede ser tanto diarrea con estreñimiento.
  • Los casos que no entran en ninguna de las categorías los denominan SII-NC.

Tener una vida sin estas molestias para muchos es posible sin recurrir a tratamientos, entre dietas llena de alimentos fácil de digerir, ejercicios y evitar malos hábitos.

Para volver a evacuar con normalidad y no sufrir más por tu intestino irritable puedes probar con una dieta donde tengas conciencia de qué comer y qué no.

Alimentos que pueden Aliviar el Síndrome de Intestino Irritable

Milenie / Shutterstock.com

Avena

Siempre es la primera opción contra el estreñimiento, adicionalmente es un hidrato de lenta absorción que genera saciedad ideal para bajar las raciones de comida.

Kéfir

Es parecido al yogur pero sin lactosa, sus microorganismos se alimentan de lactosa ayudando a los intolerantes y aporta beneficios a la flora intestinal.

Almendras

Su alto contenido en potasio y magnesio ayuda a los movimientos del intestino, así como la fibra reduce el estreñimiento. Además reduce la ansiedad y el estrés.

Plátano

Es un relajante y estimulante digestivo que al igual que las almendras tiene mucho potasio y magnesio, a ello se le suma complejo B.

Alimentos Prohibidos

Comidas Grasosas

Causan contracciones en quienes tienen esta irritabilidad.

Café

La cafeína es sólo prohibida para quienes tiene el SII-D (con diarrea) ya que tiene un efecto laxante.

FODMAP

Gamzova Olga / Shutterstock.com

Que son carbohidratos de cadena corta en su mayoría fermentables, estos son mal absorbidos causando molestias como gases, diarrea y distención. Dentro de estos se encuentran alimentos de varias categorías:

Cereales

De ellos no se puede consumir (al menos que sean en pequeñas cantidades):

  • Trigo (Pasta, pan, galletas..).
  • Centeno.

Lácteos:

No se puede comer de este grupo:

  • Leche de vaca, oveja o cabra.
  • Quesos blancos no curados (queso crema, requesón, ricota…).
  • Yogur.
  • Natillas.
  • Helados.

Frutas

spline_x / Shutterstock.com

Del segmento no se puede ingerir ninguna fruta en conserva y de ninguna forma las siguientes frutas ricas en fructosa:

  • Pera.
  • Ciruela.
  • Patilla.
  • Manzana.
  • Albaricoque.
  • Pasas.
  • Melocotón.
  • Mango.
  • Cerezas.
  • Aguacate.
  • Chirimoya.

Quizá te interese: Añadir granos integrales a las comidas podría reducir el riesgo de padecer cáncer de colon

Frijoles

De las legumbres se deben evitar:

  • Lentejas.
  • Alubias.
  • Garbanzos.

Vegetales:

ORLIO / Shutterstock.com

No puede ingerir de ellos:

  • Coliflor.
  • Espárragos.
  • Remolacha.
  • Brócoli.
  • Berenjena.
  • Ocra.
  • Champiñones.
  • Ajo.
  • Cebolla.
  • Pimiento verde.
  • Guisantes.
  • Maíz dulce.
  • Hinojo.
  • Coles.

Así como tampoco se puede consumir miel ni zumos con alto nivel de fructosa ni edulcorantes ricos en fructosa o que tengan el sufijo 'ol' (sorbitol, xilitol…) ya que pertenecen igualmente a los FODMAP.

Otras Cosas que Puedes Hacer

Puedes comer con más frecuencias pero con porciones pequeñas, en vez de dos comidas, haz 5 pero reduce como mínimo un 25% de lo consumido habitualmente. Debes comer lento y no acostarte de una vez que comes.

Syda Productions / Shutterstock.com

Para una vida saludable integra puedes complementar con ejercicios, te llenarán de vitalidad y se asegura que quienes tienen una vida activa van al baño con regularidad y menores complicaciones.

Fuente: MayoClinic, MejorconSalud

Quizá te interese: El estreñimiento crónico: ¿Por qué ocurre y cuáles medidas se deben tomar para evitarlo?


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.