9 Productos de uso diario que no sabías que podrían estar provocando tus episodios alérgicos

Millones de personas son diagnosticadas con alergias cada año. Aunque a muchos médicos les cuesta acertar el motivo, pues en la mayoría de los casos se presenta un agente alérgeno que resulta ser bastante misterioso.

via GIPHY

Hay muchas sustancias con las que estamos en contacto diariamente que no te imaginas que puedan ser causantes de tus síntomas de enrojecimiento, picor, asma y congestión. A continuación, te dejamos una lista de los posibles agentes de la cotidianidad que te pueden provocar alergias:

via GIPHY

1. Teléfonos.

Kostenko Maxim / Shutterstock.com

Esto no es un truco para hacerte pasar menos tiempo en tu teléfono. Los aparatos electrónicos que contienen metales como el níquel o el cobalto pueden causar erupciones en el oído, la mano o la mejilla.

2. Semen.

"Es bastante inusual, pero la gente puede ser alérgica al semen", dice Phillip Halverson, especialista en alergias y asma de la Universidad de Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos. Los síntomas se limitan típicamente al área del contacto, por lo que las mujeres pueden desarrollar vaginitis, inflamación de la vagina que provoca la emisión de ciertos fluidos, picazón o dolor.

3. Ejercicio.

Eldar Nurkovic / Shutterstock.com

Añade esto a tu lista de excusas para no ir al gimnasio: la anafilaxis inducida por el ejercicio. Esta rara alergia es realmente desencadenada por los alimentos que comes antes de hacer ejercicio. De hecho, el Dr Phillip señala al respecto:

El ejercicio calienta el cuerpo y el sistema inmunitario reacciona a las proteínas que se descomponen en el estómago.

Quizá te interese: ¿Existe la alergia al sol? Resulta que sí, y es más común de lo que se piensa

4. Preservativos.

Purple Anvil / Shutterstock.com

Las personas que son alérgicas al látex también serán alérgicas a los preservativos hechos de ese material, por eso es importante revisar el material del preservativo que usas tanto si eres tú o tu pareja la alérgica a este producto.

5. Maquillaje.

Vorobyeva / Shutterstock.com

Los cosméticos con fragancia a veces contienen componentes de bálsamo de Perú, un árbol centroamericano que puede ser un alérgeno. "El bálsamo se extrae para usar en algunos cosméticos y la gente desarrollar erupciones debido a su maquillaje", declara el Dr. Halverson.

6. Sudor.

Werayuth Tes / Shutterstock.com

Si sufres de urticaria en un día caluroso y húmedo, podrías tener una reacción alérgica a tu propio sudor. Se llama urticaria colinérgica y aparece de la nada.

 7. Lana.

Kira Volkov / Shutterstock.com

“La lana puede picar sólo por su naturaleza peluda, pues contiene lanolina, una cera secretada por animales que llevan lana y ese compuesto es el que verdaderamente causa alergia", señala el Dr. Phillip.

 8. Frutas polinizadas.

Africa Studio / Shutterstock.com

Si te pican los labios y boca cada vez que muerdes una manzana, tu alergia al polen podría ser la culpable en vez de la fruta. Las personas con alergias al polen de los árboles a menudo tendrán reacciones similares a las frutas que crecen en ellos. "Esa alergia alimentaria particular tiende a estar confinada a la boca, la garganta y a la lengua que pica sin síntomas serios. Es una alergia leve a los alimentos", asegura el Dr. Halverson.

 9. Frío.

Aleksandra Suzi / Shutterstock.com

"Técnicamente puedes ser alérgico a cualquier cosa que incluya el frío, es una cosa real", explica el Dr. Phillip. Además, asegura que los antihistamínicos pueden ayudar. Y aunque parezca poco creíble, sí hay personas que desarrollan esta alergia como si fuese resfriado.

¡Seguro ni te lo imaginabas! Ya que son muchos los productos y factores que no pensabas que pudiesen ser una causa de alergia.

Recuerda que ante cualquier duda, lo que debes hacer es consultar con tu médico de cabecera para que pueda tratar el problema que te esté afectando.

Fuente: Reader´s , Health

QUIZÁ TE INTERESE:

Las 5 principales causas de alergias en los niños y los efectos que será mejor evitar


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.

Recomendamos