VIDA REAL

Sin un techo, pupitres ni un salario, este profesor de la India intenta educar a niños muy pobres

Date February 15, 2018 19:51

En muchos lugares del mundo, el simple hecho de ir a la escuela es un lujo difícil de costear si se compara con otras necesidades como ayudar en las labores del hogar, cuidar a los hermanos más pequeños o encontrar trabajo desde muy temprana edad. Por ello, un hombre en la India ha decidido ayudar de manera desinteresada a todos aquellos niños que no pueden disfrutar de una buena educación.

Rajesh Kumar Sharma es el nombre de este héroe. Rajesh debió abandonar la universidad por limitaciones financieras. Sin embargo, él no quiso quedarse de brazos cruzados y está tratando que otros niños no tengan la misma suerte que él tuvo. En este sentido, trabaja en una tienda  para mantenerse y dirige una escuela bajo un puente en Nueva Delhi sin recibir un pago por ésto.

Sus lecciones están marcadas por los sonidos de los trenes locales y la cacofonía de una de las ciudades más densamente pobladas del mundo; hasta 200 estudiantes asisten regularmente a la escuela. Sentados en alfombras en vez de pupitres y con pizarras improvisadas hechas de paredes fronterizas pintadas de negro, los niños vienen cada día con la esperanza de aprender algo nuevo.

Sharma y otros maestros hacen todo lo posible para impartir sus conocimientos sólo con el amor por la enseñanza como su forma de pago. El año pasado, el profesor fue capaz de persuadir a las escuelas gubernamentales para que aceptaran a 60 de los estudiantes para una educación más formal y así anima a los niños a encontrar oportunidades educativas más estables.

Quizá te interese: Esta abuela recorre 24 kilómetros diarios para llevar a su nieto en silla de ruedas al colegio (Video)

Sharma se ha dedicado durante los últimos cinco años a tratar de mejorar las instalaciones de su proyecto y proveer con materiales a sus estudiantes, por lo que siempre se encuentra en la búsqueda de ayudas externas de las autoridades privadas y gubernamentales para conseguir elementos básicos como zapatos y bocadillos para los niños.

La construcción de baños decentes es la prioridad por los momentos en este proyecto, especialmente para las estudiantes mayores.

En definitiva, Sharma es un ejemplo para todos de lo mucho que se puede hacer para cambiar el mundo aún cuando los recursos son muy limitados.

Fuente: Inhabitat

Quizá te interese: Estos niños en situación de calle usan la danza para combatir sus problemas y cambiar su entorno (Videos)