El amor por las mascotas no tiene precio: mujer pagó 19 mil dólares para salvar la vida de su gato

Noticias

March 9, 2018 15:47 By Fabiosa

Así como los seres humanos, las mascotas pueden llegar a padecer de muchas enfermedades en su vejez. Este es el caso de Stanley, un lindo gato que con 17 años parecía que ya había llegado al ocaso de su vida luego de comenzar sufrir de graves problemas renales. No obstante, su compañera humana hizo algo que muy pocas personas harían para salvar la vida de su gato.

Betsy Boyd es el nombre de la compañera de Stanley. Esta mujer es una escritora y profesora de inglés oriunda de Baltimore, EE.UU. Ella adoptó a Stanley cuando él era sólo un gatito y los dos han pasado los últimos 17 años como mejores amigos a través de todos los altibajos de la vida.

Como toda dueña, siempre hay un punto en el que se tienen que tomar decisiones difíciles con respecto a la calidad de vida de su compañero de vida. Por ello, cuando el viejo gato comenzó a perder su ánimo, Boyd estaba preocupada. Después de algunas pruebas, quedó claro que Stanley estaba sufriendo de las etapas finales de la insuficiencia renal.

Su condición era tan grave que la única manera de ver cualquier mejoría sería encontrar un donante de riñón. Aunque encontrar un donante de riñón y hacer trasplantes es bastante común en humanos, es mucho más raro en otros animales.

Quizá te interese: Casi fue sacrificado por tener “problemas de actitud”, pero se salvó y ahora es un gato muy feliz

Muchos dueños de gatos podrían haber optado por poner fin al sufrimiento de su gato o hacerle sentir cómodo durante el mayor tiempo posible, pero Boyd no iba a perder a su acompañante cuando todavía había opciones sobre la mesa.

Así que empezó a buscar un donante hasta que lo encontró de tanto tratar de dar con él. ¿Su nombre? Un gato sin hogar llamado Jay que pertenecía a un vagabundo y era el donante perfecto. No obstante, su dueño tenía una condición: que Boyd abriera las puertas de su hogar a Jay para siempre.

Ambos gatos fueron a cirugía y salieron adelante. Stanley comenzó a animarse y le va de maravilla. La complicada operación le costó la increíble suma de 19 mil dólares a Boyd y la adopción de un nuevo compañero. Cabe destacar que la profesora solo gana 45 mil dolares al año.

Cuando se le preguntó a Betsy sobre su decisión y el alto costo que debió pagar, la profesora respondió lo siguiente:

Es mi musa y mi mejor amiga. Está aquí ronroneando. Sé que hice lo correcto.

En definitiva, esta clase de acciones pueden dejar perplejos a más de una uno, pero son un gran ejemplo de que el amor por las mascotas no tiene precio. ¿Harías lo mismo por tu mascota?

Fuente: Liftable

Quizá te interese: En Hollywood también hay cabida para ellos: 7 gatos que se ganaron su puesto entre las estrellas