PSICOLOGÍA

Luego de una advertencia médica, esta chica decidió cambiar su estilo de vida y perdió casi 100 kilos

Date April 18, 2018 17:49

Cuando Chantelle Fleming se hundió en una profunda depresión, la comida fue lo único que la hizo sentir viva. Sin embargo, su "antidepresivo" favorito pronto se convirtió en una verdadera adicción. Esta mujer oriunda de Melbourne, Australia, bebía de cuatro o cinco latas de refrescos al día y comía comida chatarra casi todo el tiempo. No obstante, algo maravilloso pasó en su vida. ¿Quieres conocerlo?

F/29/5'5" [396lbs > 174lbs = 222lbs] Weight loss progress from r/progresspics

Cuando tenía 26 años pesaba 180 kg y tenía que usar un respirador por la noche. Tampoco podía atarse los zapatos. Por ello, un médico le dijo en ese momento que moriría antes de los 30 años si no cambiaba sus hábitos.

Con unas palabras tan fuertes, Chantelle decidió que necesitaba un cambio radical e hizo un pacto con su esposo Grant para perder peso juntos. En este sentido, la pareja decidió someterse a una cirugía para bajar de peso, pero no fue fácil, ya que tuvieron que seguir una agotadora dieta de batidos por ocho semanas.

Luego de la operación, Chantelle tuvo complicaciones y pasó un largo tiempo en cuidados intensivos donde los médicos no estaban seguros de si iba a sobrevivir. En una entrevista, esta aguerrida y valiente mujer dijo lo siguiente sobre su adicción:

Durante varios años estuve muy deprimida y siempre fui una niña grande. Una vez llegué a la pubertad, mi peso se disparó fuera de control. Desarrollé una adicción aún mayor por la comida y empeoró cada vez más porque era como mi antidepresivo.

Cuando se le preguntó qué sintió en el momento que cambió su dieta y comenzó a tomar batidos, Chantelle fue muy sincera sobre sus sentimientos:

La primera semana de la dieta fue extremadamente difícil. Mi ansiedad me superaba. Por eso tuve que reprogramar mi cerebro; la gente piensa que la cirugía lo hace todo y no levantas un dedo, pero eso es incorrecto, sino te cuidas, puedes volver a subir de peso rápidamente.

 

Quizá te interese: El actor Jonah Hill explicó el método que usó para perder los 19 kg que ganó para una de sus películas

 

La Sra. Fleming tiene ahora 29 años y pesa 97 kg menos. Por su parte, Grant, ya tiene 34 años y ha logrado bajar 80 kg. La pareja ahora planea las comidas de su semana con una semana de anticipación y tienen un menú muy saludable lleno de verduras, frutas, proteínas y pocas calorías.

Chantelle es una mujer nueva y está muy feliz por todos sus avances, pero a pesar de todo el duro trabajo y el dolor que ha soportado, todavía le quedan kilos de piel suelta; algo que se siente como “una bofetada en la cara” según la misma Chantelle. Estas fueron sus palabras:

Grant tiene suerte, su piel se ha recuperado, pero la mía es bastante espantosa y todavía no puedo mostrar toda mi historia, me han dicho que no hay nada más que pueda hacer porque la elasticidad no está ahí. Además, uno de los peligros de tener sobrepeso son los comentarios odiosos de extraños.

Con el fin combatir las palabras ofensivas de personas poco precavidas, los Flemings han comenzado un podcast que se llama “Cambiando nuestros pesos”. En él, tratan de cambiar los estereotipos sobre las personas con sobrepeso, las cirugías de reducción y otros temas difíciles.

La Sra. Fleming está trabajando en la eliminación de su exceso de piel, pero hacerlo en forma privada en Australia costará cerca de $28.000 y la lista de espera pública dura años. Por ello, espera viajar a Tailandia, donde la cirugía costará 10.000 dólares y ha pagado ya un depósito por casi la mitad, pero necesita otros 5.500 dólares para alcanzar su meta antes de la fecha límite.

En definitiva, nadie ha dicho que encaminarse en una vida más saludable y perder esa cantidad de peso es una tarea fácil, pero al ver los excelentes resultados de esta pareja es imposible no querer motivarse y dar un cambio radical.

Fuente: Herald sun

 

Quizá te interese: Siempre fue conocido como el "gordito simpático de las películas", ahora John Goodman luce muy distinto