La bipolaridad es mucho más común de lo que se cree: síntomas y tratamiento para este trastorno

Estilo de vida y tendencias

April 18, 2018 00:02 By Fabiosa

El trastorno bipolar o maníaco depresivo es una enfermedad que causa alteraciones del estado de ánimo. Es una condición médica que se caracteriza por cambios en el funcionamiento del cerebro que alteran la personalidad del paciente constantemente.

Jesus Cervantes / Shutterstock.com

 

Todo el mundo puede experimentar períodos de felicidad, tristeza y emoción. Sin embargo, en el trastorno bipolar, estos cambios son desproporcionados y se vuelven tan intensos que la persona no se da cuenta de ello o sufre tanto de depresión que está paralizada y percibe pensamientos suicidas. Este estado trae problemas con la familia, en el trabajo, en las finanzas y a veces legales. Por todo esto, la enfermedad puede llegar hasta la hospitalización.

Síntomas.

En la fase depresiva:

Halfpoint / Shutterstock.com

 

- sentirse triste y deprimido casi todo el día;

- pérdida de energía y fatiga;

- insomnio o hipersomnio;

- trastornos del apetito con pérdida o aumento de peso;

- agitación o desaceleración psicomotora:

- disminución de la concentración;

- aislamiento social o comportamiento agresivo repentino;

- pensamientos recurrentes sobre la muerte que puede llegar en algunos casos a considerar el suicidio.

 

En la fase de la manía:

 

-ideas de grandeza;

- energía desbordante y felicidad intensa;

- poco sueño;

- velocidad acelerada del habla o necesidad de hablar sin parar;

- pensamientos rápidos;

- incapacidad para prestar atención;

- aumento de energía;

- las personas afectadas también pueden experimentar delirios y alucinaciones.

 

Quizá te interese: La actriz Catherine Zeta-Jones rompe el silencio sobre cómo es vivir con trastorno de bipolaridad

 

La diferencia entre manía e hipomanía.

La manía se define como la presencia, durante un mínimo de una semana, de una alteración significativa del funcionamiento que puede conducir a la hospitalización o a la aparición de síntomas psicóticos (alucinaciones, delirios, paranoia). En la hipomanía, la duración de los síntomas puede ser más corta, de unos cuatro días. Estos síntomas no conducen a una disminución significativa del funcionamiento; por el contrario, las personas en la fase hipomaníaca son a menudo más funcionales de lo habitual (aumento de la energía, mejor concentración, mayor sociabilidad). Esta fase de la enfermedad puede incluso parecer atractiva para la persona que la padece, pero también puede disuadir a algunas personas de querer o continuar el tratamiento de estos trastornos.

Tratamientos.

Lo más importante es saber que una persona que sufre de bipolaridad puede tener una vida normal si sigue a cabalidad las recomendaciones de un especialista. Los dos tratamientos más conocidos son el farmacológico y el psicoterapéutico.

Tratamiento farmacológico.

khemporn tongphay / Shutterstock.com

 

Los estabilizadores son la parte más importante en este tratamiento. Estas medicinas no son ni "estimulantes" ni "tranquilizantes". Como su nombre lo indica, estabilizan el estado de ánimo y lo mantienen a un nivel adecuado. Las personas con trastorno bipolar consumen comúnmente estas medicinas de por vida.

Psicoterapia.

Photographee.eu / Shutterstock.com

 

La psicoeducación es una terapia muy efectiva para las personas con trastorno bipolar. El objetivo es desarrollar estrategias para afrontar o prevenir episodios maníacos regulando el sueño, la alimentación y la actividad física.

En definitiva, la bipolaridad es, como cualquier otro trastorno, una enfermedad que debe ser tratada por un especialista con el fin de llevar una vida sin problemas y más productiva.

Fuente: Prevention

Quizá te interese: 5 famosos que luchan todos los días contra la enfermedad autoinmune conocida como Lupus


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.