FAMILIA Y NIÑOS

Su hijo le pedía 2 almuerzos al día y eso la confundía, hasta que descubrió la bondadosa razón

Date March 14, 2018 18:16

Josette Duran es la orgullosa madre de Dylan. Esta linda familia de Albuquerque, Estados Unidos, tiene una gran historia que contar. Josette estuvo empacando 2 almuerzos para su hijo en el colegio por más de un mes y comenzó a preocuparse pensando que tenía algún desorden alimenticio, pero nunca imaginó la verdadera razón por la cual su hijo se lo pedía.

Al principio ella accedió sin ningún problema a la petición de su hijo. No obstante, con el pasar del tiempo, ya se le hacía raro que su hijo estuviera comiendo tanto y que no engordara, así que un día decidió preguntarle directamente si algo estaba sucediendo, a lo que el chico respondió:

Pues mamá, yo estoy bien, pero un chico en la escuela solo lleva un tazón de frutas para el almuerzo, ¿puedes seguir preparándole la comida?

Luego de esta enternecedora y solidaria respuesta, Jossete decidió —y con más razón— seguir haciéndolo. No obstante, con el trascurrir del tiempo, este chico con problemas de comida comenzó a participar en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares de Estados Unidos y su situación mejoró.

La madre de Dylan asegura que esta respuesta de su hijo nunca le sorprendió, pues ella corresponde a la forma en que lo ha criado desde siempre:

Mi hijo es un muchacho sumamente bondadoso, cariñoso y amable. Cuando me pidió el almuerzo extra no lo refuté ni regañé en ningún momento. Sabía que él estaba haciendo lo correcto.

Quizá te interese: Una chica evitó que se quitara la vida hace 10 años, y hoy… ella aceptó casarse con él

Otra razon que motivó a Josette fue la empatía; pues ella aseguró que en el pasado estuvo en una situación de precariedad muy similar y no se la desea a nadie en esta vida. En una oportunidad, las madres de los dos chicos tuvieron el gusto de conocerse y de expresar su gratitud en persona.

Según contó la otra madre a Josette, en ese momento ella había perdido su trabajo y no tenía los recursos para darle el almuerzo a su hijo, pero una vez esta situación cambió, ella reunió el dinero para pagarle a Duran por todo el tiempo que alimentó a su hijo. La madre de Dylan no quiso aceptar el dinero y, en su defecto, prefirió que fuera donado a otros chicos que no estuvieran pasando por una situación similar.

En definitiva, la bondad es una virtud muy hermosa que comienza a enseñarse en las personas desde que son muy pequeñas y la familia Duran es un ejemplo de ello.

Fuente: Huffingtonpost

Quizá te interese: El actor Benjamín Vicuña dedica a su hija un poema en su 5to aniversario de fallecida