Este bonsái de 393 años sobrevivió el ataque de Hiroshima, pero eso no es lo que te sorprenderá

Noticias

February 15, 2018 19:42 By Fabiosa

Un bonsái que sobrevivió al bombardeo de Hiroshima es noticia en todo el mundo dada la cercanía de los 73 años de conmemoración de este trágico evento. No obstante, sus cuidadores desean que la atención se centre más en el mensaje de paz que deja del árbol que en el recuerdo de la guerra.

Bonsai Empire / YouTube

El pino blanco japonés fue plantado hace 393 años y pertenecía a una familia que vivía a 2 km de donde las fuerzas americanas lanzaron la bomba atómica hace 73 años. La familia había cuidado el árbol durante cinco generaciones antes de dárselo a Estados Unidos en 1975.

Una de las cosas que más llama la atención de esta historia, incluso más que su supervivencia luego de un bombardeo atómico, es su donación a los Estados Unidos. Según Kathleen Emerson-Dell, una mujer que ayuda a cuidar el árbol en el Arboreto Nacional de Estados Unidos en Washington, D. C., el regalo se hizo con la intención de crear un vínculo de amistad y conexión entre dos culturas diferentes y mostrar el infinito poder del perdón.

De hecho, el Arboreto no sabía de la conexión entre el Bonsai e Hiroshima hasta el 2001, cuando dos nietos del maestro del bonsái Masaru Yamaki visitaron el Museo Nacional del Bosai en Penjing y no lograron dar con el árbol de su abuelo. Yamaki había entregado el árbol a Estados Unidos antes del bicentenario del país.

Desde entonces, el Arboreto de Penjing no ha mantenido en secreto la supervivencia del árbol de la Segunda Guerra Mundial, pero tampoco se ha dado a la tarea de gritar a los cuatro vientos su regalo.

Quizá te interese: Este artista no necesita más que alambre para crear un brillante bonsái. ¡Es asombroso!

El bombardeo de Hiroshima fue uno de los dos ataques atómicos que se llevaron a cabo al final de la Segunda Guerra Mundial, tomó la vida de más de 140.000 personas y destruyó la ciudad. Los árboles perfectamente trabajados de Yamaki, incluyendo el pino blanco, fueron protegidos en un vivero amurallado.

Cuando se le preguntó a Emerson-Dell por la salud del bonsái, respondió lo siguiente:

Hoy en día, el pino blanco sólo mide unos pocos centímetros de alto, con un tronco grueso y agujas verde rechonchas y amarillentas. Los cables evitan que las ramas alcancen el sol provocando que se arrugue, se vuelva tosco o se tuerza, todo ésto es lo que le da carácter.

Ahora, Dell espera que la gente vea el árbol como una celebración de paz y supervivencia. Según sus palabras: “Hay una conexión con un ser vivo que ha sobrevivido en esta Tierra a través de quién sabe qué, es como tocar la historia".

Bonsai Empire / YouTube

En definitiva, este pequeño arbolito nos enseña que no importa la magnitud de los problemas, siempre podremos estar bien. Igualmente, que no importan las diferencias y los conflictos del pasado, siempre habrá espacio para el perdón en los corazones de todos.

Fuente: National Geographic, Bonsai, Mymodernmet

Quizá te interese: Barack Obama se reunió con el Dalai Lama para hablar sobre la paz mundial y el sentido de unidad