TRUCOS

Estos 4 consejos harán que la guerra contra las polillas sea una batalla ganada desde el principio

Date March 14, 2018 15:53

Las polillas no muerden, rasguñan o pican, pero dejan larvas en el cereal, agujeros en la ropa y está claro que una plaga de ellas genera mucha frustración. Si estas teniendo este problema en casa, desaparécelas siguiendo estos sencillos pasos.

1. Identifica qué tipo de polillas tienes.

Los propietarios de viviendas por lo general entran en contacto con uno de dos tipos de polillas: polillas de despensa y polillas de ropa. Así como sus nombres los indican, estos insectos persiguen diferentes fuentes de alimento en diferentes partes de la casa.

Melinda Fawver / Shutterstock.com

2. Comienza a limpiar y tira los materiales infestados.

El primer paso para detener una infestación de polillas es sacar las bolsas de basura. Bota cualquier alimento potencialmente contaminado y sácalo de la casa. Si estás tratando con polillas de ropa, empieza a lavar tus prendas con agua caliente y detergente, luego sécala en una secadora lentamente y a una temperatura alta.

Tanto en la cocina como en los armarios, aspíralo todo: la alfombra, las paredes, los rodapiés... Todo. Lo siguiente que debes hacer y de manera inmediata es desechar la bolsa de vacío, ya que puede contener huevos. Por último, friega completamente los estantes y las paredes.

Quizá te interese: Consejos para acabar con los chinches y proteger el hogar de infestaciones por plagas

3. No uses bolas de naftalina y sella tu ropa o alimentos.

sharpner / Shutterstock.com

Este producto químico es de gran riesgo para la salud. De hecho, ya en muchos lugares los pesticidas son considerados como cancerígenos y la Unión Europea ha prohibido el naftaleno.

Contrario a ésto, puedes probar el aceite de cedro como un repelente natural. No obstante, no te puedes fiar de él como un remedio rápido o duradero. Los aceites de la madera pueden prevenir las infestaciones dañando a las larvas pequeñas, pero no limpian las ya existentes y el efecto pierde potencia después de unos años.

En la despensa, guarda los alimentos en recipientes herméticos. Esto tiene el efecto adicional de disuadir el moho que crea la humedad y otras plagas como hormigas y cucarachas. En el armario, guarda la ropa de temporada igualmente en bolsas herméticas para evitar que se infesten con este insecto.

4. Aspira y limpia regularmente.

VGstockstudio / Shutterstock.com

Evita problemas futuros con el mantenimiento regular de la casa. Limpiar las superficies y deshacerse del polvo, las fibras y las migas puede ayudar mucho. Observa los signos de actividad de la polilla no sólo en tu ropa y la  comida, sino también en otros lugares, tales como: alfombras de lana, muebles rellenos de crin, las mascotas de la casa, fieltro de piano y muñecas viejas con pelo real.

En definitiva, la guerra contra las polillas es una batalla ganada si siguen estos consejos. Sin embargo, no descartes llamar a un profesional si no puedes identificar el origen del problema

Fuente: Hogar, Good House Keeping

Quizá te interese: ¿Eres de los que le tiene fobia a las arañas? Aléjalas con estos 6 sencillos trucos