A este estudiante no le gustó su dormitorio, así que construyó su propia casa sobre ruedas

Inspiración

February 16, 2018 19:20 By Fabiosa

Un estudiante universitario llamado Bradley de Jacksonville, Florida, Estados Unidos, encontró una forma para ahorrar dinero en su educación y construyó su propia casa sobre ruedas. De esta manera, el joven no debe gastar dinero en su residencia universitaria.

La casa se encuentra entre árboles y tiene un arroyo muy cerca. El chico llama a su morada de 70 metros cuadrados la Rolling Quarters. El espacio es perfecto para una persona y tiene un gran porche para disfrutar de la serenidad del aire libre.

Rolling Quarters comenzó como una necesidad financiera más que como un deseo de vivir alejado de los demás. En una entrevista, Bradley dijo lo siguiente:

Al salir de la escuela secundaria, fui y pagué un año de alquiler y decidí que no era para mí. Así que volví a casa para ahorrar algo de dinero y pagar lo que necesitaba para construir mi casa.

Bradley primero compró un remolque de 8 metros de largo y comenzó a coleccionar cosas en Craigslist. Sin embargo, algunos artículos y materiales como el revestimiento de vinilo debió comprarlos nuevos.

El interior de la casa genera una sensación similar a la de estar en una cabaña. El diseño tiene detalles que ahorran espacio y son comunes en esta clase de hogares diminutos. Por ejemplo, un depósito debajo de las escaleras, un dormitorio elevado y una mesa plegable que Bradley usa para estudiar.

Ésto aún le deja espacio para otras cosas como su televisión y el sofá, así como la capacidad de alojar a 25 personas cuando enciende el aire acondicionado.

Quizá te interese: En lugar de concreto, un jardinero usó a la naturaleza para construir una iglesia muy original

El hecho de construir esta casa le dio a Bradley algo más que un lugar para vivir, le dio confianza en sus propias habilidades. Le enseñó que puede hacer más de lo que el sistema le impone. En la misma entrevista el joven añadió:

Antes de hacer lo más difícil como la electricidad, pensé que no lo lograría, pero después de ensuciarme las manos y pasar por todo el proceso, ahora todo me parece mucho más simple.

Cuando se piensa que la construcción de la casa le costó 15 mil dólares y se compara con los altos costos de vivir en una residencia, no cabe duda de que Bradley hizo la mejor inversión de su vida. Además, la naturaleza que lo rodea es un extra que ningún campus en el mundo le podrá ofrecer.

En definitiva, este joven es un ejemplo de que todo lo que se quiere en la vida es posible. Sólo es cuestión de tener una gran idea y ponerla en marcha.

Fuente: My modern met, DailyMail

Quizá te interese: Este padre construyó la mejor casa de juegos que sus hijas hubieran podido imaginar