Las historias más fantásticas sobre animales que salvaron vidas de humanos

August 27, 2016 08:46 By Fabiosa

Hemos oído múltiples historias sobre animales que realizan actos heroicos para salvar vidas humanas, incluso arriesgando sus propias vidas. En algunos casos son impulsados por amor, lealtad y cariño, pero en los casos de desconocidos se trata de instinto de protección y nobleza de los cuales sólo los animales son capaces. Aquí tenemos cuatro increíbles ejemplos de héros que salvaron vidas de personas.

Tres leones salvaron a una niña secuestrada.

Mundo Curioso

En Etiopía tres leones rescataron a una niña de 12 años luego de ahuyentar a varios hombres que la tenían secuestrada con el fin de obligarla a contraer matrimonio. Los leones acompañaron a la niña durante medio día hasta que la policía y sus familiares la encontraron. Según, Stuart Williams, experto en vida salvaje, el llanto de la niña pudo haberse asemejado al maullido de un león cachorro. Esto explicaría la razón de por qué no la atacaron.

Rosco, el perro que salvó a un niño de un incendio.

tuamigoelperro.es

Esta heroica acción sucedió en México a mediados del año 2009, durante un incendio que consumía la casa de una familia. Allí dormía un niño de 4 años, mientras sus padres se encontraban en un evento cerca del hogar. Los ladridos de Rosco, un perro que habían adoptado, hicieron que el niño despertara y saliera de la casa. Rosco sufrió quemaduras en un 30% de su cuerpo pero afortunadamente sobrevivió al igual que el niño.

Delfines protegieron a un grupo de salvavidas de un tiburón blanco.

wildwater.be

Esta historia se registró en Nueva Zelanda, cuando un grupo de salvavidas entrenaba en una playa. Un tiburón blanco se acercaba a ellos cuando de repente una gran cantidad de delfines los rodearon nadando en forma de círculo durante varios minutos hasta que el tiburón se alejó. Al final, los delfines condujeron a los bañistas a un área segura.

Un cerdo salvó la vida de su dueño después de sufrir un ataque al corazón.

diariodecuyo.com

Lulú, un cerdo domesticado, vio a su dueño en apuros luego de sufrir un ataque al corazón. En vista de que no había nadie alrededor, el cerdo se atravesó en una carretera cercana hasta que un carro se detuvo. Luego se levantó y se dirigió hacia su dueño indicando el camino. Repitió esta operación varias veces, según unos testigos, hasta que un joven lo siguió. El joven se encargó de pedir ayuda, salvando la vida del dueño de Lulú.