RESRVE

13 cosas que los perros odian de los humanos

Date April 1, 2016 07:15

Amamos a nuestros perros tanto que nos duele pensar que podríamos estar haciendo algo que los haga sentir incómodos, tristes o temerosos.

En cambio, ellos nos aman tanto y son tan leales, que, a veces, no muestran que estamos haciendo algo que les molesta.

Como ellos no pueden decirnos lo que hacemos mal, hemos compilado una lista de las cosas que los perros odian de los seres humanos, y que, afortunadamente, nuestras mascotas amadas siempre encontrarán la forma de perdonarnos:

1. Los abrazos.

Esto no quiere decir que todos los perros odian los abrazos. Algunos perros, especialmente los afectuosos, estarán felices de recibir amor en todo momento. Pero, para la mayoría de los perros, envolverlos en tus brazos, puede ser interpretado como un signo de dominación, y puede hacer que se sientan atrapados. Muchos perros tolerarán los abrazos de sus seres queridos y personas de confianza, pero eso no significa que les gusten.

Observa el lenguaje corporal del cachorro: orejas retraídas, postura rígida, y una expresión tensa, significan que el perro no está disfrutando del abrazo tanto como crees. También es muy importante enseñarle a los niños que no deben abrazar a los perros, especialmente a los que no conocen. ¡Esta lección podría prevenir lesiones graves!

2. La comunicación con demasiadas palabras.

Formamos lazos tan fuertes con nuestros perros, que a veces, es fácil recordar que siguen siendo animales y no comprenden la mayor parte de lo que estamos diciendo. Por ejemplo, tratar de razonar con ellos ("¡Te voy a premiar si te portas bien!"), es un esfuerzo inútil. Ellos pueden entender las palabras "premiar" y "bien", entonces se preguntan ¡por qué no le has dado ya su premio!

Para eliminar la confusión, haz que sea sencillo y en el presente. Usa palabras clave que conozca (bueno, premio, caminar, jugar, etc.), con el tono y el lenguaje corporal, y tendrás mayor posibilidad de que entienda el mensaje.

3. Gritar.

Sí, los perros necesitan límites, pero tendrás más éxito estimulando un buen comportamiento en lugar de reprenderlos cuando hagan algo malo. Tus gritos probablemente los llenarán de ansiedad o miedo, o tal vez sean completamente insensibles a ellos, y la mayor parte del tiempo, que ni siquiera entiendan qué les estás gritando.

Un ejemplo de refuerzo positivo: cuando el perro robe los calcetines, en lugar de regañarlo, entrénalo para que los deje caer, entonces recompénsalo por haberlo hecho. (¡Esto requiere paciencia, pero tu cachorro se comportará mejor en el largo plazo!)

4. Falta de Estructura.

Como se mencionó anteriormente, tu perro necesita límites. Esta estructura es reconfortante para ellos, ya que los animales se desarrollan mejor con rutinas, como ingerir la comida, ir al baño, e ir de paseo, la misma hora, cada día.

Para eso, el ejercicio regular es imprescindible para evitar que los perros anden de ociosos. ¿Cómo te sentirías si estuvieras encerrado en la casa todo el día?

5. tocarle la cara.

Una vez más, la mayoría de los perros van a tolerar los dedos de sus amos en sus caras, pero muy probablemente no lo van adisfrutar. Esta regla es especialmente cierta con los perros que no conoces; asegúrate de respetar su espacio personal hasta que estén lo suficientemente cómodos para permitir una suave palmada en la espalda.

6. Contacto con los ojos.

Los dueños de perros sabemos que podemos mirar a los ojos de nuestros perritos, de hecho, puede ser una señal de amor. Pero, cuando un perro no te conoce, lo puede interpretar como un desafío o una amenaza. ¡Evita el contacto visual con los perros que no conoces!

7. No dejar que olfateen su entorno.

Los aromas son la fuente principal que un perro tiene para recopilar información sobre el mundo. Para ellos, un paseo agradable, con mucho olfateo (y marcado) es su versión de saltar a los medios de comunicación social y enterarse de lo que está pasando con los cachorros del barrio. Cuando los arrastras para alejarlos, es como si te apagaran la computadora o tu teléfono intelgente cuando andas navegando por información. Trata de ser un poco más sensible con su obsesión por olfatear la próxima vez que lleves a tu perro de paseo.

8. Vestirlos y ponerles accesorios.

Esta es otra cosa que muchos perros toleran más de disfrutarlo. (Pero, de nuevo, siempre hay excepciones). Si quieres mantenerlos abrigados cuando el clima es frío, trata de que se acostumbren a utilizar suéteres y chaquetas ligeras, pero hasta ahí.

Los perros vestidos o disfrazados ven que las personas se fijan más y ríen de ellos. Algunos pueden amar a la atención, pero muchos se sienten confundidos (y en última instancia, ansiosos) con estas reacciones. Al final del día, lo trajes tontos (la mayoría) logran que los perros se incomoden de una u otramanera.

9. Forzarlos a participar en situaciones que los asustan.

Si la aspiradora lo asusta, o una persona en particular, o un lugar (¡como ir al veterinario!), obligar a tu perro a "enfrentar su miedo" no es un método eficaz, y puede incluso ser contraproducente.

El mejor enfoque es exponerlo gradualmente y a una distancia cómoda para él, recompensándolo para que mantenenga la calma, y acercarlo cada vez más, para que se vaya acostumbrando a eso que "dispara" su temor o ansiedad.

10. Los olores fuertes.

¡La nariz de un perro sabe! Ya que es, entre 10.000 a 100.000 veces, más sensible que la nariz humana. Ya podrás imaginar que ese fuerte olor de los productos de limpieza y perfumes realmente puede molestar a un perro. Cuando uses cualquier cosa que tenga un olor fuerte, asegúrate de que tu perro esté a buena distancia de la fuente del olor, de manera que no agreda sus fosas nasales.

11. Estar de mal humor.

Ya sea que estés enojado, enojada, triste o padeciendo estrés, tu perro, con su increíble empatía, ¡sabe bien cómo te sientes! Todo el mundo tiene días malos, pero, si tus emociones negativas te provocan una depresión interminable, tu perro puede verse afectado realmente. Ellos puede adoptar tus sentimientos, e incluso enfermarse físicamente si no obtienen "un poco de luz para romper el hechizo sombrío".

12. Dejarlos solos demasiado tiempo.

¡Los perros son animales de familia, y viven por ti! Si pasas muchas horas al día lejos de tu perro, y luego lo ignoras cuando llegas a tu casa, será un perro triste (y tal vez, vengativo), ¡sus crías!

Casi todos debemos trabajar largas horas en algún momento, pero asegúrate de pasar tiempo con tu perro cuando llegues a tu casa. Y si tu horario siempre está agitado, niñeras de perros o guarderías de perros, pueden ayudar a evitarle la soledad. Sin embargo, para un perro, no hay nada como el tiempo que pasa junto a su humano favorito.

13. Que los entreguen a algún refugio de anmales.

Aparte de aquellos que fueron abusados, los perros cuyas familias los abandonaron tienen el corazón roto. Sólo hay que imaginarlo: ser expulsado de tu casa por las personas a las que adorobas, y saber que ya no te aman.

Photos: iheartdogs

Para nosotros, los amantes de los perros (¡si estás leyendo esto, debe ser uno!), No podemos imaginar el someter nuestros cachorros a semejante destino. Pero debido a que empatizamos con estos increíbles animales, debemos cuidar de nuestros propios perros, ¡e incluso ayudar a los que necesitan un nuevo hogar!

Siguiendo estos consejos, podrás asegurarte de que tu perro vive la vida más feliz posible.