ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

El Papa Franciso, amigo de los bebés y sus madres, sigue exhortando a amamantar en las iglesias

Date January 10, 2018 17:16

El argentino Jorge Mario Bergoglio, quien actualmente es llamado Papa Francisco, es el máximo representante de la iglesia católica, Fe seguida por más de 1200 millones de personas en todo el mundo. El Papa Francisco, desde que comenzó su papado en 2013, se ha caracterizado por dirigir varios cambios dentro de esta religión y uno de los más recientes ha hecho feliz a millones de feligresas.

No es la primera vez que exhorta públicamente a las mujeres a amamantar dentro de las iglesias católicas, aún durante la misa. Lamentablemente, esta práctica es comúnmente considerada como irrespetuosa o indecorosa por muchos. De hecho, Francisco dejó claro lo siguiente:

Los bebés tienen su propio dialecto. Si uno empieza a llorar los demás lo siguen, como una orquesta, empiezan a dar un concierto de llanto a causa del hambre, las madres deben dedicarse a alimentarlos porque es un lenguaje de amor.

QUIZÁ TE INTERESE: 8 causas comunes del dolor en los pezones y 5 remedios caseros para combatirlo

Haciendo clara referencia a que las mujeres no deberían cohibirse de amamantar a sus bebés durante la misa. Incluso, ya hace un año había expresado que las mamás y los bebés presentes en una misa con como la Virgen María y el niño Jesús, por lo que no debería haber ningún problema en que una madre le de leche a su hijo en la iglesia.

Como la ceremonia es un poco larga, alguien está llorando porque tiene hambre. Así es como son las cosas. Ustedes, madres, dedíquense a amamantar sin miedo. Así como la Virgen María amamantó a Jesús.

Desde 2013, su primer año de papado, Francisco ha abogado por mayores libertades para las madres y la lactancia. Esto es algo muy positivo y un paso más en el avance de la mejor forma para alimentar a un bebé: la lactancia materna.

¡Bravo por el Papa Francisco!

Fuente: People

QUIZÁ TE INTERESE: Consejos para lograr que el cuerpo regrese más rápido a la normalidad después del parto