Francisca Lachapel mostró su lado más humano y lloró al explicar lo emotivo que fue lograr su sueño (Video)

Inspiración

La joven y talentosa presentadora dominicana Francisca Lachapel no pudo contener sus lágrimas recientemente en su programa de televisión Despierta América. La razón que motivó su llanto fue un emotivo momento en el que recordó la felicidad que le produjo poder lograr su sueño: remodelar la casa de su madre.

Los inicios de Francisca no fueron fáciles.

De acuerdo a una entrevista, la animadora confesó que su primer trabajo fue como vendedora de ollas:

“Mi primer trabajo cuando llegué a Nueva York fue como vendedora de ollas en la 176 en la avenida St. Nicholas en Manhattan, allí tenía un mostrador en la calle… me pagaban por comisión.

Luego de probarse como una buena vendedora también trabajó como mesera en un restaurante hasta que un día decidió probar suerte en el casting para el reality del año 2015, decisión que la hizo trasladarse a la ciudad de Miami.

Un éxito trepidante.

La animadora de televisión tiene solamente poco más de 2 años en el mundo del espectáculo. Su salto a la fama fue producto de su victoria en el reality show Nuestra Belleza Latina 2015. En 2016, terminó por divorciarse con quien era su esposo; se especula que la ruptura se debió a sus nuevos compromisos laborales. En ese mismo año, Francisca comenzó a trabajar en el programa Despierta América como parte del equipo de presentadores del show.

READ ALSO: Ni los maltratos en su infancia, ni el hambre la detuvieron para luchar y triunfar en televisión

Francisca cumplió su sueño.

La bella ganadora de Nuestra Belleza Latina también confesó que le partía el corazón ver como su madre siempre esperaba el mes de diciembre para poder hacer algunos arreglos humildes en su casa. Por lo que poder renovar totalmente la vivienda después de muchos años de sacrificio es su mayor logro.

“Me dolía el corazón de escucharla decir que su sueño era vivir en una casa bonita. Desde el primer día que la escuché entre suspiros decir eso, me prometí y le prometí que trabajaría tan duro para un día hacer su sueño realidad”

Definitivamente, Francisca es un ejemplo a seguir de que cuando se quiere algo con mucha fuerza, la clave se encuentra en nunca rendirse y creer siempre en los talentos que son dados por la vida.

Source: People, Mundo Hispánico

READ ALSO: El difícil pasado de Francisca Lachapel hace que su éxito actual sea aún más admirable