Un nuevo fallecimiento por fiebre amarilla pone en alerta a los viajeros con destino a Brasil

April 3, 2018 15:52 By Fabiosa

Cuando Juan Domingo Ievoli y su nieto de 14 años decidieron viajar a Río de Janeiro, jamás se imaginaron que sería su última aventura juntos.

El hombre de origen argentino tenía 69 años de edad y lamentablemente falleció pocos días después de su regreso. El diagnóstico fue un cuadro grave de fiebre amarilla, contraído porque ninguno de los dos se había vacunado.

Quizá te interese: ¡Cuidado con los mosquitos! No sólo son molestos, ¡también pueden ser muy peligrosos!

El señor Juan estuvo internado en terapia intensiva del Sanatorio Finochietto de la Ciudad de Buenos Aires y murió el 21 de marzo, según el informe elaborado por el jefe de Epidemiología de Lanús, el Doctor Hernán Blum.

Durante la madrugada del día 9/3/2018 comenzó con fiebre, automedicándose con AINE. El día sábado 10/3/2018 solicita atención en domicilio y el médico que lo atendió sugirió que concurra a un centro de atención para tener la posibilidad de realizar estudios complementarios.

La vacunación contra esta enfermedad no se recomienda a mayores de 60 años porque los efectos secundarios (fiebre alta y afección hepática) pueden ser demasiado peligrosos.

Para evitar otra tragedia, las principales autoridades sanitarias han publicado una serie de advertencias, recomendaciones y una lista de las áreas brasileñas a evitar o acudir únicamente quienes estén vacunados: los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía.

La fiebre amarilla presenta los siguientes síntomas:

-Dolor de cabeza.

-Vómitos.

-Fiebre alta.

-Ictericia (coloración amarilla de la piel).

-Sangrado de encías.

-Dolores musculares.

-Orina con sangre.

Se recomienda la vacunación en personas mayores al año de edad y hasta los 60 años, con las siguientes excepciones:

-Niños menores de 6 meses.

-Antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna: huevo, proteínas de pollo o gelatina.

-Alteraciones del sistema inmune incluyendo la infección por VIH.

-Enfermedad del timo.

-Miastenia gravis, síndrome de Digeorge.

-Otras Inmunodeficiencias, tumores malignos y trasplantes de órganos.

-Enfermedades que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores.

-Embarazo.

Más vale prevenir que lamentar, ¡no dejes de vacunarte!

Fuente: Who

Quizá te interese: Estos son los 6 factores que te hacen ser presa segura de los mosquitos: ¡evítalos!