NOTICIAS

Mario Casas, el actor español, se ha sometido a la prueba más dura de su carrera para dar vida a un personaje

Date December 12, 2017 18:29

Dicen que no es fácil documentar el horror de la guerra, porque allí el hombre se bestializa y saca de sí al animal domesticado, ese que se esconde tras aparentes actos de civilidad. Pero hay quienes le apuestan todo al valor del documento y arriesgan su frágil pellejo, aun en las condiciones de excepcionalidad de la dictadura nazi.

Ese hombre fue el fotógrafo catalán, Francisco Boix. Amante de la instantánea y militante de la justicia, Francisco terminó en los campos de exterminio de los alemanes, en el temido Mauthausen-Gusen. Para homenajear la valentía de este hombre, se rodará el filme “El fotógrafo de Mauthausen”, protagonizado por el actorazo español, Mario Casas.

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

Mario Casas encarnará en su propio cuerpo la historia de una víctima de los campos de concentración, pero no una cualquiera, sino la de Francisco. Él, reducido a su condición de esclavo, fotografió la tragedia y logró esconder sus archivos. Darle vida a este hombre en su propia piel ha implicado muchos sacrificios, no solo psicológicos y emocionales para poder comprender el horror de lo que vio y capturó con su lente, sino físicos también.

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

Mario ha perdido ya 12 kilos y aún se cree que deba bajar un poco más. Su estado físico se muestra deteriorado. Su cuerpo, famélico y pálido, denota tristeza, congoja y humillación. Todo lo que vivió Francisco mientras estuvo cautivo de los alemanes.

QUIZÁ TE INTERESE: Diego Boneta revela algunos adelantos de su cambio de imagen para su nuevo papel como “Luis Miguel”

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

El actor ha afirmado que este personaje lo ha adentrado en la espesura de la historia:

Hacer este personaje me está aportando el descubrimiento propio sobre mis límites, porque hay momentos en los que lo he pasado mal al adelgazar, te entran depresiones, pero tienes que tener un mínimo de sufrimiento para saber cómo lo pasaron los presos y contar la historia lo mejor posible.

A pesar de que muchas personas le quitan el valor a la labor actoral y la reducen a un ejercicio casi mimético y hasta divertido, lo cierto es que conlleva grandes sacrificios y riesgos. Uno de ellos es someterse a habitar la piel del otro, con todo lo que ello implica: perder peso, sentir miedo, frustración, dolor, angustia y la ira contenida.

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

Desde agosto, Mario está trabajando en la construcción de su personaje para convertirse en Francisco Boix. Ha estado bajo la supervisión médica para controlar la pérdida de peso y vigilar su sistema. Él espera que en muy poco tiempo Mario haya quedado totalmente borrado para que salga a flote el Francisco Boix que todos veremos en la gran pantalla.

Fuente: OK Chicas

QUIZÁ TE INTERESE:

Diego Luna sigue cosechando éxitos, y ahora trabajará en la nueva película de Woody Allen

El actor Jim Carrey declaró que finalmente logró superar la etapa de depresión que afectaba su vida