Hollywood le da la espalda a Woody Allen tras las últimas acusaciones de su hija, Dylan

Familia y niños

El famoso y alabado cineasta Woody Allen siempre ha estado envuelto en polémicas y escándalos en cuanto a su vida personal se refiere. Pocos han olvidado el sacudón que se vivió en Hollywood en el año 1992 cuando su relación con Mia Farrow, madre de sus tres hijos y esposa durante 12 años, se rompió a causa del romance que el realizador, de entonces 56 años, resultó tener con su hija adoptiva, Son-Yi Previn, de 21 años.

gettyimages

En ese entonces, su hija Dylan ya lo acusaba de abuso en su contra, pero entre el alboroto del divorcio de sus padres, sus afirmaciones no tuvieron gran impacto ni pasaron a mayores y, al poco tiempo, el resto del mundo ya lo había olvidado.

Sin embargo, su hermano y único hijo biológico de Woody Allen y Mia Farrow, Ronan Farrow, no quiso darse por vencido y, a lo largo de los años, siguió atacando a su padre para evitar que el tema pasase a la historia. De hecho, se dedicó a investigar los secretos de esta índole más guardados de su padre y de otros directores y cineastas de Hollywood durante el tiempo que trabajó en la revista The New Yorker.

Hoy, cuatro años después de la última acusación de Dylan en contra de su padre, la joven vuelve a retomar sus declaraciones y el efecto que esto ha tenido entre las estrellas del cine con las que Allen ha trabajado es un golpe que el realizador seguramente no se esperaba. Muchos de los actores que han trabajado a su lado han decidido darle la espalda y son contadas las personalidades que se han pronunciado a favor de él.

Quizá te interese: Las 20 frases más populares de Woody Allen

Entre la lista de artistas que hoy censuran al cineasta y han afirmado que no trabajarán con él en solidaridad con las acusaciones de abuso hechas por su hija se encuentran: Natalie Portman, Colin Firth, Mira Sorvino, Reese Witherspoon, Susan Sarandon, Rebecca Hall, Greta Gerwig, Rachel Brosnahan y, el más reciente, Timothée Chalamet. Por su parte, Alec Baldwing, una de las figuras del cine más respetadas en Hollywood, declaró a favor del cineasta y manifestó que “renunciar” a Allen sería “injusto y triste”, además de que calificó su experiencia trabajando con el director como “uno de los privilegios” de su carrera.

Sin embargo, Baldwin no es el único que ha dado su punto de vista sobre la situación. La propia Dylan realizó declaraciones a la CBS en cuanto a las acusaciones que hace en contra de su padre.

¿Por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentir una especie de indignación por haber sido ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?

Quizás debido a que nunca se encontraron pruebas concretas sobre las acusaciones de Dylan, el tema se ha considerado durante mucho tiempo como un “tema de familia”, del que Moses Farrow, otro de los hijos de Mia, afirma que no son más que “acusaciones plantadas” en el cerebro de la niña por parte de su madre.

En todo caso, es indiscutible que el asunto afecta directamente el prestigio de Allen,  quien, sin financiación ni público de su lado, podría estar enfrentándose al declive de su carrera de una forma totalmente inesperada.

Quizá te interese: Diego Luna sigue cosechando éxitos, y ahora trabajará en la nueva película de Woody Allen

Fuente: El Mundo

Recomendamos