INSPIRACIÓN

Un curioso fenómeno matemático permitirá usar un calendario viejo de 1990 para este año 2018

Date February 22, 2018 18:00

El calendario que usamos en casi todo el mundo es el gregoriano, instaurado por el papa Gregorio XIII en el siglo XVI y que sustituyó al calendario juliano, el sistema de Julio César utilizado en el siglo I a.C.

Aunque quisiéramos que los días cayeran el mismo día para no tener que cambiar el calendario, eso no ocurre muy seguido, pero sí cada cierto tiempo, específicamente cada 28 años.

Quizá te interese: Estos son los misterios más antiguos de la humanidad que aún no hemos podido resolver

Esto pasa porque el número 28 es el mínimo común múltiplo de 4, el número de años de un año bisiesto, y de 7, los días de la semana. Esta explicación fue dada por el matemático Nick Lomb, del Museo de Ciencias y Artes Aplicadas de Sidney, Australia.

Otro aspecto curioso es que con cada año que pasa, los días se recorren un día también, por ejemplo, un año que inicie en domingo será sucedido por uno que comience en lunes, y así con los siguientes.

Un foro de matemáticas en línea explica que los calendarios pueden repetirse cada 6, 11, 12 o 28 años, excepto los años bisiestos con los que termina un siglo divisibles entre 400, por ejemplo, el año 2000.

Así que ya lo sabes, si por casualidad entre las cosas antiguas en casa encuentras un calendario de 1990, desempólvalo para usarlo en este 2018.

Fuente: Verne, Maas Museum

Quizá te interese: 7 aspectos comunes en la personalidad de aquellas personas nacidas en el mes de enero