El juez suspendió las visitas de Juán Gil a su hijo, Matías, pero fue porque ambos padres lo solicitaron

Inspiración

El proceso de separación del actor argentino, Juán Gil y la actriz venezolana, Marjorie de Sousa, ha sido catalogado como una especie de "guerra" en diversas fuentes de prensa que han registrado todo el proceso. La verdad, lo peor de la situación que están viviendo estos actores, es que en el medio se encuentra un bebé de tan sólo un año, Matías Gil.

A partir de la separación, entró en cuestión el tema de las visitas del padre para estar con su hijo y compartir con él. Desafortunadamente, estas visitas, por alguna razón, no se pueden llevar a cabo en la casa de Marjorie, sino que se han tenido que realizar los días sábados en el Centro de Convivencia Familia Supervisadas del Tribunal, un espacio destinado para este tipo de conflictos y donde un tribunal de lo familiar supervisa que todo esté bajo control durante esa visita.

Según una entrevista que le hicieron al actor en el famoso programa de "El Gordo y La Flaca", aseguró que el principal problema por el que se separó de la actriz fue por dificultades con su suegra y que, al final, tuvo que agarrar sus cosas e irse de esa casa. Por razones desconocidas, pero que podríamos imaginar un poco con esta razón aclarada, el actor no puede visitar a su hijo en el lugar donde vivía antes.

Lo cierto es que en mayo del año pasado se dio la primera visita del padre a Matías en el centro. Desde esa fecha hasta diciembre, hubo un total de 27 visitas programadas pero sólo se vieron 4 veces. El actor ingresó una solicitud el 7 de febrero para que el tribunal suspendiera las visitas, bajo el argumento de que éstas lo alejan de su hijo, en lugar de acercarlo. Unos 8 días después, la actriz venezolana ingresó la misma solicitud y, finalmente, hace poco fue aprobada la petición de ambos padres. Por ahora, el pequeño tendrá un mes sin tener que asistir a la obligación.

Quizá te interese: Pese a su reciente divorcio, David Bustamante comparte “Un Mundo Ideal” junto a su princesa

A pesar de que Julián no se presentó a varias de las visitas programadas, Marjorie fue con su hijo y, según asegura, debió presentarse todas las veces aún sabiendo que Julián no iría, pues es una obligación que dicta el tribunal.

El actor, nacido en Buenos Aires, afirma que realizar estas visitas en ese lugar también implica lidiar con la gran cantidad de prensa que se presenta para ser testigos de este proceso y registrar toda la información posible para los medios. Y eso le ha generado tanto estrés que decidió solicitar la suspensión de los encuentros.

El 16 de febrero, el actor publicó la siguiente foto con su hijo, la cual parece ser la única foto que tiene de él y escribió lo siguiente:

No me dejan ver a mi hijo...

Es Justo que aparte pretendan que esta foto que es la única que tengo con mi hijo en más de un año....

Me quieran multar ?

Que no la pueda subir a ningún lado? 

Que tampoco me puedo tomar otra foto más con el? 

En que mundo vivimos?

Ya bastaaaaaaaaaaaaaaa

Aún es incierto cómo será la manera en que todo este sufrimiento llegue a su desenlace, pero la verdad es que, a la separación de ambos, se ha sumado la triste situación de que el padre y su hijo estén compartiendo cada vez menos, según parece. Esperemos que este conflicto llegue a su fin y que ambos puedan llegar a un acuerdo mutuo que haga feliz a ambas partes, y lo más importante, que vele por el crecimiento de Matías Gil de Sousa

Fuente: Hoylosangeles, Univision

Quizá te interese: El hermano de Itatí Cantoral aclara las verdaderas razones del divorcio de la actriz

Recomendamos