La historia detrás del 8M, el día que conmemora a las mujeres de todo el mundo

Estilo de vida y salud

Este pasado 8 de marzo se conmemoró otro año más el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, cada año puede que una pregunta nos venga a la mente: ¿Por qué justo el 8 de marzo? ¿Qué pasó en esa fecha? A continuación, la historia detrás del día que conmemora la lucha de las mujeres en todo el mundo.

El inicio de la historia

Todo se remonta a principios del siglo XX, en 1910. Aunque los movimientos feministas ya llevaban años de haber surgido, justo en 1910, en Dinamarca, se llevó a cabo una reunión de centenas de mujeres que representaban a 17 países. Esta reunión fue para tratar dos temas principales: Hacer un homenaje a los distintos movimientos en pro de los derechos de la mujer en el mundo, y segundo, para fomentar la idea del voto universal femenino.

Everett Historical/Shutterstock.com

Recordemos que esos tiempos sólo podían votar los hombres en las distintas culturas y nacionalidades. Durante la reunión de estas valientes mujeres surgió la idea de que hubiese un día especial para conmemorar a la mujer y su lucha. Por esta razón,  se estableció el 19 de marzo como la fecha para el Día de la Mujer. Al año siguiente, en 1911, sólo en Alemania, Dinamarca, Suiza y Austria se llevaron a cabo actividades para conmemorar (aún de forma no oficial) la fecha propuesta un año antes.

Durante ese 19 de marzo se hicieron distintos encuentros con debates sobre política y regulaciones necesarias para mejorar la calidad de vida de las mujeres, así como la desigualdad laboral, que tristemente aún existe, y el derecho al sufragio.

Tragedia en Nueva York

Everett Historical/Shutterstock.com

Uno de los hechos que también llevó a las mujeres a reunirse para exigir mejoras fue la tragedia de Nueva York, en la cual murieron más de 140 mujeres y más de 20 hombres durante un incendio en una empresa. La mayoría de estas trabajadoras eran migrantes de origen italiano o judío. Estos hechos llevaron a las mujeres de Estados Unidos a organizarse para demandar cambios eficientes en las leyes laborales y estuvieron organizadas por el sindicato de mujeres.

Este suceso ocurrió el 25 de marzo de 1911, a tan solo unas semanas después de haberse conmemorado el primer día de la mujer.

Quizá te interese: Las armas de seducción de cada mujer de acuerdo con su signo del zodiaco

Tiempos de cambio en Rusia

MarianaDa/Shutterstock.com

Hacia los años 1913 y 1914, Rusia fue protagonista de distintos días para conmemorar la lucha de las mujeres. Luego, a principios de 1917, se inició la revolución rusa, esa que llevó al Zar a abdicar. Durante las protestas por el hambre y las paupérrimas condiciones laborales que existían, los sindicatos femeninos jugaron un papel fundamental levantando su voz y apoyando la revolución. Por esta razón, el gobierno provisional que se instauró luego de que el Zar abdicara, les concedió el derecho al voto.

Este importante logro para las mujeres rusas se dio un 23 de enero, según el calendario juliano de dicho país en ese entonces. Sin embargo, los países occidentales ya estaban usando el calendario gregoriano, que conocemos hoy en día, y el 23 de enero de los rusos era equivalente al 8 de marzo en el mundo occidental. Por esta razón se marcó el "8M" como el día simbólico de la lucha femenina

El "8M" en la modernidad

No fue sino hasta 1975 que la ONU decretó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Además, a pesar de que en Nueva York inició un gran movimiento feminista a partir de la tragedia de las trabajadoras, no fue sino hasta 1994 que Estados Unidos comenzó a conmemorar y a darle mayor peso político a esta fecha.

Hoy en día existe una gran variedad de movimientos feministas, tanto locales en distintos países, como internacionales y que agrupan a un sin fin de mujeres activistas que están dispuestas a invertir su tiempo en pro de crear consciencia en las distintas sociedades para que se llegue a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Desafortunadamente, por un lado, aún hay muchos países en todos los continentes que ofrecen un salario menor a las mujeres por hacer el mismo trabajo que hace un hombre con mejor remuneración. Estas diferencias sin sentido deben terminar de extinguirse, pues la diferencia entre un trabajador y otro no debería medirse por el género de estos, sino por su rendimiento y su mérito como persona responsable, eficiente y preparada.

Lo cierto es que el cambio está en en la educación, enseñando a los hijos que, si bien pueden existir ciertas diferencias físicas, todos merecemos el mismo grado de respeto y de oportunidades, ya se trate de hombres o de mujeres. Lo bueno es que esta consciencia se ha ido esparciendo con mayor fuerza durante los últimos años, y será inevitable el cambio para que vivamos en un mundo con mayor nivel de igualdad y de justicia.

Fuente: Rrp, Elperiodico

Quizá te interese: Frida Kahlo se convierte en Barbie en la nueva colección de la marca por motivo del Día de la Mujer

Recomendamos