Es posible morir de amor por un corazón roto, y los hombres son más propensos a ese fatal desenlace

Noticias

February 27, 2018 17:04 By Fabiosa

¿Se puede morir por un corazón roto? Ciertamente nos hemos sentido de esa manera, y cualquiera que experimente dolor intenso después de perder a un ser querido puede preguntarse si sobrevivirá.

Victoria 1 / Shutterstock.com

Una oleada de miedo abrumador o dolor extremo son los tipos de shock que también pueden llevar a una insuficiencia cardíaca catastrófica. Pero no son sólo las "malas" emociones las que pueden desencadenar una condición conocida como "síndrome del corazón roto", podría ser también el impacto de una felicidad intensa e inesperada, como ganar la lotería.

El desencadenante del síndrome, también llamado cardiomiopatía por estrés o miocardiopatía de Takotsubo, es la liberación repentina y masiva de adrenalina del cuerpo, que puede "aturdir" la mitad inferior de la cámara de bombeo principal del corazón, paralizándolo y requiriendo la porción superior de la cámara para trabajar, lo cual mucho más difícil de compensar.

kheira benkada / Shutterstock.com

El Dr. Alexander Lyon, cardiólogo consultor, está trabajando con investigadores para entender por qué algunas personas mueren en los días posteriores a una pérdida repentina y devastadora.

Quizá te interese: 5 Consejos que pueden ayudar a reparar un corazón roto después de una dolorosa ruptura

Esto, dice Lyon, puede ser confuso para alguien que intenta hacer un diagnóstico, ya que a los médicos se les enseña que la adrenalina es la hormona de "lucha o huida" que hace que los corazones bombean más rápido y con más fuerza. El síndrome del corazón roto es una condición en la cual la adrenalina causa debilidad en su lugar. En su investigación, Lyon intenta descubrir por qué este tipo de estrés agudo causa que el corazón se debilite, por qué solo una parte del corazón se ve afectada por el aumento de adrenalina y qué factores hacen que algunas personas sean particularmente susceptibles o resistentes a la fiebre de la hormona.

Photographee.eu / Shutterstock.com

Curiosamente, las tasas de supervivencia para cualquier persona dada de alta hospitalaria después de haber sufrido la condición son más o menos del 100%. Aunque, dice, la afección es poco conocida y muchos de los síntomas típicos indican un ataque cardíaco estándar causado por un bloqueo en una arteria coronaria. Esto significa que el paciente puede ser diagnosticado erróneamente inicialmente.

Aproximadamente el 90% de los casos diagnosticados de síndrome de corazón roto se encuentran en mujeres posmenopáusicas, lo que hace que la pregunta sea: ¿por qué los hombres no la contraen? Lyon sugiere que los hombres pueden estar sufriendo de esta afección, pero se colapsan y mueren antes de llegar al hospital y recibir atención médica.

eggeegg / Shutterstock.com

Nuestra hipótesis actual es que los hombres caen muertos si tienen un gran estrés, mientras que las mujeres se recuperan.

Hay un gran estrés garantizado en la vida de todos, desde su nacimiento. Pero para muchas mujeres hay otro estrés, el parto, que puede ocurrir varias veces. Sería extraño si estas tensiones repetidas dieran lugar a una afección cardíaca que pusiera en peligro la vida. , entonces pensamos que las mujeres tienen un factor de protección que, después de la menopausia, puede disminuir.

Es importante entonces aclarar que este síndrome es simplemente una afección que se puede superar en un periodo de entre una y cuatro semanas, lo que la mayoría de las personas solemos hacer, por lo que no hay que alarmarse. Solo en ciertos y pocos casos puede producirse un desenlace fatal.

Fuente: London University

Quizá te interese: Superar el pasado de nuestra pareja es elemental para tener una relación con futuro


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.