A los 17 años murió Jonathan Pitre, el "niño mariposa", pero le dejó al mundo un gran legado

April 9, 2018 15:36 By Fabiosa

Jonathan Pitre, fue un chico canadiense que era conocido como el "niño mariposa", la razón de este nombre, es que el muchacho que murió recientemente a los 17 años, sufría de una enfermedad conocida como epidermolisis bulosa (EB).

La EB, es una de las enfermedades más dolorosas conocidas por la medicina, ya que la piel de las personas que sufren esta enfermedad es tan débil, que hasta un simple roce puede rasgarla y dejar la carne al rojo vivo.

A pesar de su condición, todos los que lo conocieron afirman que era un chico muy feliz, que soñó siempre con jugar al hockey y no se deprimió nunca por su enfermedad, todo lo contrario, dedicó su vida a crear conciencia sobre este terrible y poco conocido mal.

Jonathan Pitre, tenía una piel tan delgada que asemejaba las alas de una mariposa, de ahí su sobrenombre. Él y su madre, Tina Boileau vivían en Russell, una ciudad al este de Ottawa. Sin embargo, pasó gran parte de sus últimos días en los Estados Unidos, en una clínica especializada en el tratamiento de su condición.

gettyimages

La historia de Jonathan o "Jonny", como le dice su madre, se hizo conocida en todo el mundo, ya que el chico luchó incansablemente y recorrió una buena parte de Canadá y los Estados Unidos creando conciencia sobre su enfermedad.

Únete a mi amigo Evan y a mí en la carrera Tamarack en Ottawa, durante este fin de semana.

Por su parte, su madre no podría estar más orgullosa de su pequeño, pues el chico realmente logró hacer conocida la enfermedad a muchas personas y se convirtió en embajador de la asociación DEBRA, la cual apoya a personas con EB.

Su madre, afirma que "no puede imaginarse una vida sin él". Jonny, falleció después de la larga batalla contra la enfermedad, siempre con su madre a su lado.

QUIZÁ TE INTERESE: Vero Gallardo compartió su dolor: Fue hospitalizada y operada de emergencia (Video)

Hace pocos días, la enfermedad de Jonathan se complicó y tuvo una fuerte infección en su piel, algo que era recurrente para él. Sin embargo, a pesar de todos los cuidados médicos, su condición se deterioró rápidamente, sus pulmones se llenaron de líquido y su corazón eventualmente dejó de latir.

gettyimages

A pesar de su muerte, el pequeño campeón sigue vivo con el legado que dejó y todo lo que las lecciones de vida que pudo demostrar en su paso por el mundo.

Muy adolorida, pero llena de esperanza, su madre afirmó lo siguiente:

Ya él no sufre más y eso era lo que él quería. Y eso era lo que yo quería también.

via GIPHY

La EB de Jonathan fue producto de una mutación genética aleatoria, es decir, un terrible resultado de la "lotería genética".

via GIPHY

La historia del "niño mariposa" nos hace entender sobre lo mucho que debemos estar agradecidos por la buena salud, aún cuando no sea siempre óptima. Pues puede que en ocasiones no haya dinero o que la situación no pinte de lo mejor, pero estar exentos, por pura "lotería genética", de una condición tan dolorosa como esta, es ya algo por lo cual estar muy agradecidos.

Fuentes: CBC, Ottawa Citizen

QUIZÁ TE INTERESE: La mujer más peluda del mundo se afeitó la cara por primera vez, y encontró al amor de su vida