Esta chica se rebela en contra de los mitos de belleza y nos demuestra la importancia de la seguridad en uno mismo

August 3, 2016 14:38 By Fabiosa

Instagram/Nadia Aboulhosn

Hay muchas razones porlas que nos sentimos presionados a seguir ciertos estándares de belleza y a no sentirnos cómodos con algunas prendas por el simple hecho de que la sociedad dicta que no está bien usarlas si tienes ciertas características, por ejemplo no te pongas shorts si tienes muslos gorditos, no uses traje de baño antes de ponerte a dieta, no te pongas vestidos ajustados si estás un poco pasada de peso o usa prendas que disimulen tu estatura. En fin una cantidad de reglas no escritas que pensamos nos harían ver mejor.

Por eso es tan admirable cuando vemos a chicas como esta. Nadia Aboulhosn es una importante blogger de moda, que destaca con un estilo muy particular y acaba con todos los mitos impuestos sobre cómo vestirnos.

Nadia jamás ha intendado luchar contra su peso, intentar adelgazar o seguir rigurosas dietas. La chica ama y acepta su cuerpo tal y como es y se sienta muy segura en él. Además nos enseña que cualquier personas pude verse fabulosa en el tipo de prenda quemás le guste.

A continuación vermos cómo la chica se rebela contra todo lo que "no puedes hacer" si eres voluptuosa.

Mito 1: No usar shorts si eres rellenita

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 2: No usar ropa ajustada ni de color blanco

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 3: ¡Ni te atrevas a usar croptops!

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 4: No usar un entero ajustado hasta que hayas bajado de peso

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 5: El traje de baño tiene que esperar hasta que vayas al gimnasio y te pongas a dieta

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 6: Ponerte ropa que disimule tus curvas

Instagram/Nadia Aboulhosn

Mito 7: No usar estampados ni ropa muy ajustada si eres voluptuosa

Instagram/Nadia Aboulhosn

Por supuesto no se trata de usar ropa que no es de nuestra talla ni que no favorezca nuestro tono de piel, sino de encontrar lo que nos gusta y sentirnos cómodos y seguros sin seguir los supuestos estándares de belleza.