ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Notaron que la sonrisa de su hija de 7 años era extraña: descubrieron que tenía un tumor cerebral

Date October 11, 2019 22:28

Muy a menudo, los tumores cerebrales no se manifiestan a través de síntomas; también hay casos en los que estos sí están presentes, pero son tan sutiles que pasan desapercibidos.

Por suerte, estos padres de Glasgow, Escocia, notaron un síntoma extraño en su hija que les permitió tratarla a tiempo y salvarla.

El caso de Charlene McCann y Jason Evans: "Algo andaba mal".

El 31 de octubre de 2017, Jason Evans y Charlene McCann, notaron algo raro en la sonrisa de Meghan, su hija de 7 años. Durante una fiesta, la expresión de la niña no era igual a la de siempre.

Quizá te interese: Esta pareja le revela al mundo cómo es lidiar en el día a día con el cáncer, este es su testimonio

Esto bastó para que ellos decidieran llevarla al hospital y, allí, sus peores sospechas fueron confirmadas: la pequeña tenía un tumor cerebral, del tamaño de una mandarina.

Esto le imposibilitaba tener una sonrisa normal.

Quizá te interese: 10 lugares del cuerpo en los que puede ocultarse el cáncer de piel

Los médicos del Hospital de Glasgow la sometieron a una difícil operación que duró más de 12 horas.

Sobre su experiencia, el padre cuenta:

Sucedió de pronto, era Halloween. Noté que su sonrisa era diferente, algo andaba mal...

Charlene y yo decidimos llevarla al hospital y nos dijeron que los síntomas eran los de un tumor, temíamos lo peor... Después de la cirugía, ella no hablaba, pero, al final, logró hablar de nuevo...

Además de los problemas con el habla, Meghan perdió gran parte de su capacidad para ver, aunque sus padres esperan que una terapia moderna en una clínica alemana pueda ayudarla.

Su padre, lo tiene claro:

Estamos muy orgullosos de nuestra hija y del modo en el que ha reaccionado a todo esto... Hay buenas probabilidades de que la clínica en Berlín logre restituirle la vista, esperemos que así sea.

Los síntomas de un tumor cerebral:

Según Mayo Clinic, estos son solo algunos:

  • Dolores de cabeza que se hacen más fuertes y frecuentes con el tiempo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Problemas en la vista.
  • Dificultad para hablar.
  • Problemas en los oídos y en el equilibrio.
  • Confusión.
  • Cambios de comportamiento y personalidad.
  • Pérdida de movimiento en alguna parte del cuerpo.
  • Convulsiones, especialmente en alguien que no tiene antecedentes de padecer convulsiones.

Notaron que la sonrisa de su hija de 7 años era extraña: descubrieron que tenía un tumor cerebral© Fabiosa Media

No se conocen las causas certeras de los tumores cerebrales, aunque hay factores como la radiación o la predisposición genética que, ciertamente, deben ser tomados muy en serio en el desarrollo de esta terrible enfermedad.

No dejes de compartir este artículo con otros, ya que, como en el caso de la pequeña Meghan, podría salvarle la vida a alguien o, al menos, crear conciencia sobre algo muy serio.

Quizá te interese: Padecía cáncer y sólo le quedaban pocos días, pero dicen que siempre hay lugar para los milagros


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.