ESTILO DE VIDA DE LA REALEZA

Los hijos del divorcio: la triste infancia de William y Harry por culpa de la separación de Diana y Carlos

Date November 4, 2019 23:31

El príncipe William y el príncipe Harry, vivieron la difícil experiencia de afrontar el divorcio de sus padres cuando eran solo dos niños. Mientras tanto, sus primas, Beatriz y Eugenia pudieron vivir en un entorno de unión a pesar de que sus padres también se separaron.

El final de los dos matrimonios ocurrió en 1996, por lo que los 4 primos reales enfrentaron esta difícil experiencia de forma simultánea. Sin embargo, la relación entre Sarah Ferguson y el príncipe Andrés mejoró con el tiempo, lo cual fue muy positivo para sus hijas.

La experta real, Ingrid Seward, señaló que, gracias a eso, las princesas alcanzaron mucha mayor estabilidad que sus primos. Según dijo a People:

Beatriz y Eugenia han tenido una estabilidad que William y Harry han tenido penosamente ausentes en sus vidas. Aunque su primera infancia no fue buena, esas niñas tuvieron una educación muy segura. Por supuesto, para William y Harry, su tristeza por el divorcio de sus propios padres se vio agravada por el hecho de que su madre, la princesa Diana, murió en un accidente automovilístico justo cuando comenzaba a crear una nueva satisfacción en su vida posterior al divorcio.

Pero a pesar de la seguridad que les dieron sus padres, las hermanas reales comentaron en una entrevista con British Vogue lo difícil que es para ellas vivir bajo el ojo público. Según explicó la princesa Eugenia:

Es muy fácil retroceder cuando ves una imagen perfecta, pero es importante que sea real. Somos reales.

¿Qué pensaba Diana de sus hijos?

Uno de los confidentes más cercanos a la princesa Diana, su chef personal, Darren McGrady, reveló lo que la princesa opinaba acerca de sus dos hijos. Según dijo a Daily Mail, cada uno de ellos se parecía más a uno de sus padres:

Los chicos son diferentes. Ella siempre solía decir: “William es profundo y terco como su padre, y Harry es un loco como yo, él hace lo primero que se le viene a la cabeza”.

Por suerte, a pesar del divorcio y la tragedia de su madre, William y Harry han logrado sanar sus heridas y ahora son dos adultos felices con sus respectivas familias. ¿No crees que son realmente valientes?