ESTILO DE VIDA DE LA REALEZA

Pobres niños ricos: Kate y William y su difícil lucha diaria para darle a sus hijos una vida normal

Date November 4, 2019 23:28

Kate Middleton y el príncipe William son padres amorosos que adoran a sus tres pequeños: el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis. De hecho, su cariño es tan grande que no han temido romper el protocolo ni las tradiciones de crianza de la realeza.

Los hijos de Kate Middleton y el príncipe William.

Al igual que lo hizo en su momento la princesa Diana, el duque y la duquesa de Cambridge, han decidido educar a sus hijos como niños comunes y hacen un gran esfuerzo para darles una vida lo más normal posible.

De hecho, cuando la pareja real acudió junto a George y Charlotte a un partido de fútbol en octubre, parecían una familia unida y amorosa como cualquier otra.

Según informó The Sun, una fuente real reveló que Kate Middleton siempre ha querido que sus hijos vivan “en el mundo real”:

Ella y William no quieren que vivan en una burbuja dorada. Quieren que crezcan teniendo las mismas experiencias que otros niños.

Sin embargo, admitió que ha sido muy difícil equilibrar la maternidad con su deseo de tener una vida real y sus responsabilidades como duquesa:

Convertirse en madre ha sido una experiencia tan gratificante y maravillosa. Sin embargo, a veces también ha sido un gran desafío, incluso para mí, que tengo un apoyo en el hogar que la mayoría de las madres no tienen.

“Hermosa familia”.

Ante esta imagen cotidiana y natural, los seguidores de la realeza estaban simplemente fascinados y compartieron sus mensajes de cariño:

Carmen Schuiling. Una pequeña y alegre familia real 👑. Absolutamente pintoresca. 💞 ❤️ 💖

Yvonne Camfield. Hermosa familia.

Diana E Tanor. Me encanta tu hermosa familia❤😍

Al parecer, los hijos del príncipe William y Kate Middleton han podido disfrutar de una infancia bastante normal a pesar de su filiación con la realeza, lo que demuestra que los duques pueden equilibrar perfectamente sus vidas a pesar de las dificultades. ¿No crees que son admirables?