REALEZA

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madre

Date September 4, 2019 01:03

El 31 de agosto de 1997 fue una fecha oscura y trágica para toda la familia real y para el mundo entero, a causa del fallecimiento inesperado de la princesa Diana. Sin embargo, las personas que más lo lamentaron fueron sus dos hijos, los príncipes William y Harry, quienes solo tenían 15 y 12 años en ese momento.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreA pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreGetty Images / Ideal Image

De hecho, en una ocasión, el joven William describió la pérdida de su madre a tan tierna edad como:

Un dolor que no se parece a ningún otro.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreA pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreGetty Images / Ideal Image

En 2019 se cumplieron 22 años de esta trágica fecha y, según una fuente cercana a la realeza, aún hoy los príncipes siguen honrando anualmente la memoria de su difunta madre a través de una dulce tradición.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreA pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreGetty Images / Ideal Image

Harry y William, quienes ahora tienen sus propias familias y compromisos reales, se reúnen cada año en esta fecha durante el almuerzo o la cena para recordar todos los buenos momentos que vivieron junto a ella:

Hablan sobre las pequeñas cosas sobre Diana que los hicieron reír: los viajes de esquí y las salidas al Thorpe Park, el esfuerzo que hacía en sus cumpleaños, todo.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreGetty Images / Ideal Image

Además, la fuente reveló que también suelen discutir acerca de los proyectos de caridad de su madre y hacen una lluvia de ideas sobre nuevas formas de dar continuidad a su legado:

Ayudar a los demás y ser un modelo a seguir para los menos afortunados está en la parte superior de su lista de prioridades.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreA pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreGetty Images / Ideal Image

Además, también se informó que los príncipes se aseguran de que sus respectivas familias tengan participación en esta maravillosa tradición. Por supuesto, al conocer este hecho, los fanáticos de la realeza compartieron sus más afectuosos comentarios:

Sharon Lefebvre. Amo a William y Harry, los dos hijos de Diana. Son como su querida madre. Diana estaría muy orgullosa de ellos.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreDespite Taking Different Paths, Prince William And Harry Honor Late Diana Yearly With A Sweet Tradition Of 'Remembering The Good Times"Despite Taking Different Paths, Prince William And Harry Honor Late Diana Yearly With A Sweet Tradition Of 'Remembering The Good Times"Getty Images / Ideal Image

Sin embargo, hubo quienes también plantearon algunas dudas con respecto a los cambios que ha tenido la relación de los hermanos después del matrimonio de Harry:

Jeannie Taskey. Apuesto a que ahora que apareció Meghan y ya no lo hacen juntos.

Donna Gills. Me pregunto si alguna vez visitarán su tumba.

A pesar de sus discrepancias, William y Harry se reúnen cada año para honrar a su amada madreDespite Taking Different Paths, Prince William And Harry Honor Late Diana Yearly With A Sweet Tradition Of 'Remembering The Good Times"Despite Taking Different Paths, Prince William And Harry Honor Late Diana Yearly With A Sweet Tradition Of 'Remembering The Good Times"Getty Images / Ideal Image

Sin duda alguna, William y Harry deben extrañar a su madre todos los días, en cada uno de los pasos que dan. Pero también sabemos que ella estaría orgullosa de ellos y de los hombres maravillosos en los que se han convertido.