Un padre astuto: Príncipe Carlos supo aprovechar el mal comportamiento de Harry en su propio beneficio

Realeza

September 11, 2019 19:05 By Fabiosa

La historia del príncipe Harry es el típico caso del “chico malo que salió bien”. ¿Recuerdas sus fotos desnudo en Las Vegas?, ¿o cuando usó una pierna protésica como copa de champán? Sin duda, él se ganó a pulso su mala reputación, pero su padre sabía muy bien cómo manejarlo e incluso se dice que pudo usarla para su propio beneficio.

Por ejemplo, en 2002, el príncipe Harry fue atrapado bebiendo y fumando, lo que podría haberle acarreado grandes problemas con la prensa, pero su padre logró convertir la escandalosa situación en buena publicidad. En el libro The Firm, el biógrafo real Penny Junor explicó lo sucedido:

El Príncipe Carlos había descubierto en noviembre pasado lo que había pasado mientras había dejado a Harry solo en casa durante las vacaciones escolares y había manejado bien el incidente. Lo llevó un tiempo a Featherstone Lodge en el sur de Londres para que hablara con los drogadictos en recuperación.

Al respecto, Junor explicó que la historia vino directamente de la oficina de Charles antes de que cualquier medio de comunicación se enterara:

Lo que podría haber sido una historia totalmente negativa tuvo un giro positivo. Charles había manejado el escenario de pesadilla, uno que todos los padres de adolescentes temen, y reaccionó bien.

La forma en que la realeza y su oficina de prensa manejaron la situación salvó a Harry de la humillación pública y dejó muy bien parado a Charles. Sin embargo, parece que el príncipe estuvo resentido por esto con su padre durante mucho tiempo.

De hecho, se cree que ha sido la propia Meghan Markle quien ha ayudado a reconstruir la relación padre e hijo, ¿no crees que es maravilloso?