NOTICIAS

Ya se ha gastado una fortuna y casi muere una vez, pero sigue decidida a convertirse en la Barbie humana

Date July 31, 2018 23:33

Muchas personas no están satisfechas con su apariencia física, eso es muy cierto. Algunas, van al gimnasio o utilizan maquillaje para remediarlo, y en casos más extremos, recurren a cirugías estéticas. Pero otras, van mucho más lejos. Algunas quieren cambiar su cuerpo en su totalidad, tal como Amanda Ahola de 21 años y de Finlandia.

¿Quisieras lucir como una Barbie?

Esta mujer se ha gastado más de 20 mil dólares para transformarse en una Barbie humana. Amanda decidió continuar en este proceso, aún cuando casi muere en una de las cirugías:

Mi ambición es la de parecer de plástico, tanto como se pueda. Una Barbie está cerca de la perfección y yo quiero estar lo más cerca posible de la perfección. Cuando la gente me llama "Barbie", realmente me hace feliz.

Sus padres no la apoyan en este ambición, así que Amanda trabaja por sí sola para pagarse sus cirugías. Amanda vende contenido para adultos, producido por ella misma, aún cuando su novio no está de acuerdo. Sin embargo, sus padres mantienen una relación con su hija, a pesar de todos los desacuerdos. Nina Ahola, su madre, dice que desde siempre fue una niña extraña. Quiso utilizar tacones desde los 4 años y tenía comportamientos extremos de todo tipo.

Barcroft TV / YouTube

¿Desorden mental o un extraño sueño?

Para Amanda, el asunto de sus cirugías se trata de hacer sus "sueños realidad".  Sin embargo, todo parece indicar que la chica sufre de algo que se llama trastorno dismórfico.

Barcroft TV / YouTube

Se trata de una obsesión extrema con la apariencia. El desorden incluye los siguientes síntomas:

  1. Tener una obsesión por un defecto físico menor, casi imperceptible.
  2. Tener miedo de ser objeto de burlas por la apariencia física.
  3. Comportamiento incontrolable relacionado a la apariencia física, ejemplo, mirarse al espejo cada minuto.
  4. Comparación constante con otras personas.
  5. Buscar nuevos productos o técnicas cosméticas, como cirugías invasivas.

Barcroft TV / YouTube

El trastorno dismórfico no suele curarse por sí solo y las personas que lo sufren, normalmente necesitan atención psiquiátrica. ¿Será que esta chica tiene este desorden y todo el asunto de querer parecer una Barbie es producto de ello?

De cualquier forma, la historia de Amanda es realmente impresionante y deja una gran lección: saber apreciarse tal y como sé es, es una de las cosas más valiosas del mundo en estos días.

 

Fuente: The Sun

Quizá te interese: Cristiano Ronaldo tuvo que pactar con la Hacienda española: 22 millones de dólares y 2 años de cárcel