NOTICIAS

Viuda de Casey Kasem afirmó que sus hijastros "conspiraron contra él" por intereses monetarias

Fecha 31 de julio de 2019

Muchos escándalos rodearon a Casey Kasem durante sus últimos días; la disputa familiar entre su esposa, Jean, y la hija de un matrimonio anterior, Kerri, lo habían llevado directo al hospital: él empezó a sufrir de demencia luego de que le progresara el Alzheimer.

Jean Kasem se había mudado con su esposo del asilo de ancianos, lo que hizo que un juez dictaminara a favor de Kerri; siendo así, su hija tenía la autoridad para interrumpir las infusiones de agua así como la comida y las medicinas de Casey.

Él terminó falleciendo en junio de 2014 a la edad de 82 años.

Muerte planificada.

Según PageSix, la viuda de la leyenda de la radio ha presentado una demanda por muerte por negligencia; ella señala directamente al abogado de Casey, Samuel D. Ingham III.

De hecho, en los nuevos registros, Jean lo acusa de conspirar para matar a su marido, pues ella cree que los hijos de Kasem, es decir, Kerri, Julie y Michael, también estuvieron involucrados junto con él.

Jean contrató a la ex fiscal de Los Ángeles, Becky James, para que luchara en su nombre; la demanda dice:

Los hijos mayores de Ingham y Casey se aseguraron de que él muriera de hambre en un extraño hospital lejos de casa sin su esposa, con la que tenía casado más de tres décadas, y de su hija menor (Liberty Kasem) a su lado.

La brecha entre ellos tiene una larga historia.

Los hijastros de Jean culparon, por su parte, a su madrastra por la muerte de su padre: la revista People informó que el trío demandó a la viuda por restringirles el contacto con él, cosa que, según ellos, pudo haber afectado a Casey emocionalmente.

El fallecido Casey Kasem tenía un patrimonio neto valorado en unos 100 millones de dólares, cantidad de dinero que enturbia el veredicto final al considerar las ganancias monetarias que podrían llegar a tener ambas partes.

En conclusión, solo el tiempo dirá quién es el verdadero responsable de la desaparición física del ícono: ¿qué piensas tú?