BIENESTAR Y CONDICIÓN FÍSICA

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómago

Date October 25, 2019 02:46

El aumento del apetito sin explicación aparente puede ser un signo de una afección médica subyacente. El término técnico para este fenómeno es polifagia o hiperfagia, y puede indicar varios problemas de salud, en especial si está acompañado de otros síntomas. Si se tiene hambre todo el tiempo y no se sabe cómo controlar el apetito, es mejor consultar con un médico.

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómago© Fabiosa Media

Posibles causas.

Una de las condiciones o problemas enumerados a continuación puede ser la razón detrás de la sensación de hambre.

1. Diabetes

Estar constantemente hambriento puede ser uno de los primeros indicadores de diabetes. También puede generar una sed excesiva y un aumento en las ganas de orinar. Otros síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • pérdida de peso sin motivo;
  • problemas de visión;
  • cansancio crónico;
  • cicatrización o curación lenta de las heridas;
  • dolor u hormigueo en las extremidades.

2. Bajo nivel de glucosa en sangre (hipoglucemia).

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómagoMontri Thipsorn / Shutterstock.com

La hipoglucemia generalmente se asocia con la diabetes, pero las personas que no la tienen también pueden desarrollarla. Dicha condición también puede causar estos síntomas:

  • ansiedad;
  • temblores;
  • sudoración;
  • palpitaciones;
  • piel pálida;
  • dolor de cabeza y/o mareos.

3. Glucosa alta en sangre (hiperglucemia).

La hiperglucemia también puede ser una consecuencia de la diabetes. La ingesta de alimentos cuando el nivel de azúcar en la sangre es muy elevado solo empeora el cuadro. Una forma de reducir los niveles de glucosa y fomentar la producción de insulina es la actividad física. Si no se observan mejorías, se debe consultar con un especialista.

4. Tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

La glándula tiroides se encarga de producir hormonas que regulan varios procesos fisiológicos, entre ellos el metabolismo. Si la tiroides está hiperactiva, se puede experimentar hambre constante junto con los siguientes síntomas:

  • nerviosismo;
  • aumento de la sudoración;
  • sed en exceso;
  • aumento de la frecuencia cardíaca;
  • pérdida de peso;
  • debilidad muscular.

5. Síndrome premenstrual (SPM)

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómagoB-D-S Piotr Marcinski / Shutterstock.com

No todas las mujeres sienten que aumenta su apetito antes de que comience su regla, pero es bastante común. El SPM suele estar acompañado de alguno de estos síntomas:

  • cambios de estado de ánimo;
  • sensación de hinchazón;
  • indigestión;
  • fatiga.

6. Embarazo

El hambre excesivo (y también los antojos inusuales) pueden ser una señal de embarazo. Otros indicios que pueden revelar que se está gestando incluyen:

  • amenorrea (ausencia de la mentruación);
  • ganas de orinar frecuentes;
  • náuseas (las famosas "náuseas matutinas");
  • aumento del tamaño y la sensibilidad en las mamas.

7. Privación del sueño.

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómago© Fabiosa Media

La falta de sueño puede disparar la actividad hormonal, por lo que aumenta la sensación de apetito y produce otros síntomas, entre ellos:

  • cambios de humor;
  • cansancio;
  • problemas para concetrarse;
  • torpeza;
  • aumento de peso.

8. Estrés

Apetito descontrolado: los 10 motivos que pueden explicar ese rugido constante en el estómago© Fabiosa Media

El estrés aumenta los niveles de la hormona cortisol, lo que genera hambre todo el tiempo. Las personas estresadas suelen antojarse de alimentos saturados en grasas y azucar. Otros síntomas de estrés son:

  • dolor de cabeza;
  • cansancio;
  • irritabilidad;
  • problemas para dormir;
  • malestar estomacal.

9. Mala alimentación.

Una dieta balanceada debe incluir alimentos con alto contenido proteico y de fibra. Si se carece de estos alimentos, pero se ingieren grasas y carbohidratos simples propios de los alimentos procesados en grandes cantidades, no solo aumentará la sensación de hambre, sino que también se aumenta de peso. Para solucionar este problema, se deben incluir los siguientes alientos en el menú diario:

  • Frutas y verduras;
  • granos enteros;
  • legumbres.

Además de sentir hambre, la falta de nutrientes también produce estos síntomas:

  • falta de energía;
  • aumento o pérdida de peso;
  • problemas con la memoria y la concentración;
  • pérdida o adelgazamiento del cabello;
  • problemas gastrointestinales, como constipación y dolor de estómago.

10. Medicinas.

Ciertas drogas pueden conducir a un mayor apetito. Entre ellas se encuentran:

  • antihistamínicos
  • antidepresivos, tales como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y antidepresivos tricíclicos;
  • drogas antipsicóticas;
  • esteroides.

Ante la sospecha de que los medicamentos que se están tomando generan un aumento del apetito, se debe consultar con un médico para evaluar la posibilidad de cambiar la dosis o cambiar a un fármaco diferente.

Si se controla la afección subyacente, es posible que los niveles de apetito vuelvan a la normalidad. Una dieta equilibrada, un buen descanso y un estilo de vida saludable también ayudarán. Si los problemas persisten y los cambios en el estilo de vida no ayudan, se debe consultar con un médico lo antes posible.


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.