BIENESTAR Y CONDICIÓN FÍSICA

Una afección rara que debe ser tomada en serio: la enfermedad de Graves puede producir dolor ocular, visión doble y ojos saltones

Date November 25, 2019 17:29

Es un trastorno autoinmunitario en el cual la glándula tiroides comienza a producir cantidades excesivas de hormona tiroidea. Existen otras causas posibles de hipertiroidismo (tiroides hiperactiva), pero la enfermedad de Graves es la más común.

Una afección rara que debe ser tomada en serio: la enfermedad de Graves puede producir dolor ocular, visión doble y ojos saltones© Fabiosa Media

Se estima que la enfermedad afecta aproximadamente a 1 de cada 200 personas en los Estados Unidos. Cualquier persona puede desarrollar el trastorno, pero las mujeres tienen de siete a ocho veces más probabilidades de padecerlo que los hombres. La causa exacta de la enfermedad de Graves no está clara. Sin embargo, esta afección puede ser tratada con éxito; de hecho, existen varias opciones de tratamiento incluida la extirpación quirúrgica de la tiroides.

El pronóstico para los pacientes con la enfermedad de Graves es generalmente positivo si comienzan el tratamiento tan pronto como se les diagnostica.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Graves?

A veces es difícil de diagnosticar debido a que sus síntomas se superponen con los de muchas otras afecciones. Si tu médico sospecha que padeces la enfermedad, ordenará un examen de sangre y pruebas de imagen (si es necesario).

Los signos y síntomas de la enfermedad de Grave incluyen los siguientes:

  • Latidos cardíacos rápidos e irregulares.
  • Aumento del nerviosismo y la irritabilidad.
  • Cansancio y debilidad muscular.
  • Problemas de sueño.
  • Manos temblorosas.
  • Sensibilidad al calor y sudoración excesiva.
  • Bocio (agrandamiento de la tiroides).
  • Evacuaciones intestinales frecuentes o diarrea.
  • En las mujeres, períodos irregulares.
  • Pérdida de peso a pesar del aumento del apetito.

Aproximadamente un tercio de los pacientes con la enfermedad de Graves desarrollan oftalmopatía de Graves, que se puede manifestar en dolor ocular, visión doble, sensibilidad a la luz y ojos saltones.

Una afección rara que debe ser tomada en serio: la enfermedad de Graves puede producir dolor ocular, visión doble y ojos saltones© Fabiosa Media

Otra manifestación de la enfermedad, que es bastante rara, es la dermopatía de Graves, en la cual la piel de las espinillas (rara vez, en otras partes del cuerpo) se torna roja o rosada y se engrosa.

¿Quién tiene mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Graves?

Algunas personas son más propensas que otras a desarrollar la enfermedad de Graves. Los factores que aumentan el riesgo de desarrollar el trastorno incluyen:

  • Antecedentes familiares de trastornos autoinmunes y/o trastornos de la tiroides.
  • Género: las mujeres corren un riesgo de 7 a 8 veces mayor de contraer la enfermedad que los hombres.
  • Estrés emocional o físico debido a eventos complejos de la vida o enfermedades.
  • Fumar: puede contribuir al desarrollo de la enfermedad en las personas que son susceptibles a ella y también puede empeorar los síntomas.

¿Qué complicaciones pueden desarrollarse como resultado de la enfermedad de Grave?

Una afección rara que debe ser tomada en serio: la enfermedad de Graves puede producir dolor ocular, visión doble y ojos saltones© Fabiosa Media

Si no se trata, la enfermedad de Graves puede causar complicaciones graves, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Arritmia (latidos cardíacos irregulares), que puede provocar un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o una insuficiencia cardíaca.
  • Problemas del embarazo, incluyendo aborto espontáneo, nacimiento prematuro y retraso del crecimiento fetal.
  • Tormenta tiroidea, que es causada por un aumento dramático de los niveles de hormona tiroidea y se manifiesta en el empeoramiento de los síntomas usuales y el desarrollo de otros síntomas como vómitos, ictericia, delirio, convulsiones, presión arterial extremadamente baja e incluso coma.
  • Huesos débiles y frágiles (osteoporosis): porque los niveles excesivos de hormona tiroidea pueden interferir con la absorción de calcio.

En resumen, la enfermedad de Graves mejora con el tratamiento, pero puede causar graves problemas de salud si no se trata. Si tienes síntomas que sugieren que podrías tener la enfermedad, habla con tu médico.


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.