ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Síndrome de Cushing: por qué se desarrolla, sus síntomas y cómo favorecer su tratamiento

Date August 30, 2018 18:08

El cortisol es una hormona que tiene una gran importancia en el metabolismo de nuestro cuerpo. Ella es la responsable de regular nuestra reacción frente al estrés y prepararnos para enfrentarnos al peligro. Además, tiene propiedades antiinflamatorias; de hecho, la forma sintética del cortisol es usada en varias medicinas.

Anabel78 / Shutterstock.com

Sin embargo, cuando esta hormona se presenta en niveles excesivos, puede ser perjudicial. Así, puede llegar a desequilibrar todos los órganos y sistemas del cuerpo e incluso ocasionar el síndrome de Cushing.

¿Qué causa el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing, también conocido como hipercortisolismo, es una condición que se desarrolla cuando el cuerpo ha estado expuesto durante un tiempo prolongado a niveles demasiado altos de cortisol hormonal.

De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón –NIDDK, por sus siglas en inglés, una especie de tumores no cancerosos conocidos como adenomas pituitarios representan el 70% de los casos del síndrome de Cushing. Estos tumores producen cantidades adicionales de adrenocorticotropa, una hormona que estimula la producción adicional de cortisol.

Por otra parte, este síndrome también puede producirse debido a la aparición de tumores en las glándulas suprarrenales, responsables de la producción de cortisol, o tumores productores de adrenocorticotropa en diferentes partes del cuerpo.

Otra causa común de este síndrome también puede ser el uso de corticosteroides por un tiempo prolongado, los cuales actúan de forma muy similar a la hormona natural producida por el organismo.

Africa Studio / Shutterstock.com

En la mayoría de los casos, esta condición puede curarse. Sin embargo, el tratamiento depende siempre de la causa que lo originó y puede ser tan simple como reducir la dosis de corticosteroides o incluso llegar a involucrar procedimientos como cirugía, quimioterapia o radioterapia.

Quizá te interese: Síndrome de las piernas inquietas: factores de riesgo y consejos para aliviar los síntomas

¿Cuáles son sus síntomas?

El síndrome de Cushing se caracteriza por síntomas muy diversos, entre los cuales encontrarás algunos muy particulares que nos pueden dar mayores indicios sobre la enfermedad:

  • Obesidad concentrada en la parte superior del cuerpo.
  • Adelgazamiento de las piernas y los brazos.
  • Aparición de moretones que se tardan mucho en curar.
  • Aparición de estrías en el abdomen, los senos, los muslos y los brazos, con coloración púrpura o rosa.
  • Reducción de la libido.
  • Irregularidad en el período menstrual.
  • En las mujeres, aumento del crecimiento de vello en la cara, el pecho, el abdomen y los muslos.
  • Fatiga severa.
  • Debilidad muscular.
  • Huesos débiles.
  • Presión sanguínea alta.
  • Azúcar alta en sangre.
  • Aumento de la sed y la micción.
  • Cálculos renales.
  • Depresión, ansiedad e irritabilidad.

Si reúnes varios de estos síntomas y sospechas que puedes tener el síndrome de Cushing, consulta con tu médico.

Recomendaciones complementarias.

Aunque el tratamiento para el síndrome de Cushing suele ser bastante efectivo, puede llevar bastante tiempo recuperarse. Sin embargo, existen algunas medidas complementarias que pueden facilitar el proceso de curación.

  1. Comienza a hacer ejercicio, pero no exageres. Ponte en forma sin ejercer demasiada presión sobre tus músculos debilitados. Lo mejor es consultar con tu médico cuál es la intensidad apropiada para ti.
  2. Ten una dieta balanceada. Come menos sodio, menos alimentos grasos y asegúrate de obtener suficiente calcio y vitamina D para fortalecer tus huesos.
  3. Busca ayuda para la depresión y otros problemas emocionales. Si te resulta difícil lidiar con la depresión y la ansiedad causadas por el síndrome de Cushing, no dudes en buscar ayuda de un profesional de la salud mental.
  4. Alivia los dolores suavemente. Las maneras adecuadas de tratar los dolores musculares y articulares que son comunes durante la recuperación incluyen masajes, baños calientes, tai chi y aeróbicos acuáticos.

Maridav / Shutterstock.com

En general, el síndrome de Cushing es una enfermedad tratable, pero puede conducir a complicaciones peligrosas si no se aborda adecuadamente y de manera oportuna. Si notas síntomas del síndrome de Cushing, no dudes en consultarlo con tu médico.

Quizá te interese: Las lesiones en manos sin causa aparente podrían ser síntoma de un problema más grave


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.