ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirse

Date October 10, 2019 17:22

La mayoría de las personas conocen muy bien qué son los calambres nocturnos en las piernas. Es probable que todo el mundo haya experimentado ese terrible dolor que generan estos espasmos musculares que suelen atacar en medio de la noche.

Sin embargo, hay quienes sufren de calambres nocturnos en las piernas regularmente y, por fortuna, existen formas de combatirlos. En realidad, las piernas pueden acalambrarse durante la noche por muchas razones diferentes, pero existen métodos efectivos para aliviar estas molestias.

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirse© Fabiosa Media

¿Cómo deshacerse de los calambres nocturnos?

Estos son algunos consejos que pueden llevarse a la práctica para eliminar esos molestos espasmos musculares.

1. Masajearse las piernas.

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirseAfrica Studio/Shutterstock.com

Masajear los músculos puede ayudar a devolver la sensación normal a la pierna. El masaje es una excelente manera de estimular la circulación y, además, se puede acompañar con una pomada de calentamiento para obtener mejores resultados.

2. Estirar regularmente.

El estiramiento puede aliviar los calambres y evitar que sucedan. Es importante estirar los músculos regularmente para conseguir cambios. Esta técnica de elongación está recomendada por la Clínica Cleveland:

  • Colocar las palmas de las manos en la pared mientras está de pie con los brazos estirados.
  • Retroceder con la pierna afectada.
  • Inclinarse hacia adelante sobre la otra pierna con las palmas presionadas contra la pared.
  • Repetir el estiramiento unas cuantas veces.

3. Beber mucha agua.

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirse© Fabiosa Media

La deshidratación puede provocar calambres musculares. La ingesta óptima de líquidos varía para cada individuo, pero se debe beber suficiente agua durante todo el día, no solo té, café, jugo u otras bebidas.

4. Usar una almohadilla térmica.

Se puede usar una almohadilla térmica o simplemente una botella de agua caliente envuelta en una toalla para suavizar los calambres musculares. Funciona como magia ya que el calor estimula la circulación en las piernas y mejora los calambres.

5. Las compresas frías también pueden ayudar.

Enfriar en el área afectada puede ayudar a aliviar el dolor. Si no se cuenta con una bolsa para hielo, se puede usar una bolsa de guisantes congelados envueltos en una toalla. Este método ayudará a aliviar el dolor, pero es importante recordar que no se debe sujetar la compresa por más de diez minutos.

6. Agregar ejercicios a la rutina diaria.

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirse© Fabiosa Media

Para cuidar la salud, se deben incorporar ejercicios físicos de forma gradual. Si se ha comenzado a hacer ejercicio recientemente, es importante no excederse, ya que tensar los músculos puede provocar calambres. No hay que olvidar estirar antes de comenzar a hacer ejercicios.

7. Cambiar la dieta.

Calambres nocturnos: interrumpen el descanso, pero los expertos dicen que pueden prevenirse© Fabiosa Media

Los calambres musculares pueden ser causados por la falta de ciertos nutrientes en la alimentación. Si hay un desequilibrio de electrolitos (potasio, magnesio, sodio y calcio) en el cuerpo, es probable que se generen calambres en las piernas. Es necesario comer una dieta diversa que incluya varias frutas, verduras, granos y productos lácteos.

8. Cambiar de calzado.

El tipo de zapatos que se usa puede ser una de las razones detrás de los dolorosos calambres nocturnos en las piernas. Se recomienda usar zapatos cómodos con el soporte adecuado para el arco.

Estas medidas de autocuidado funcionan bien en la mayoría de los casos, pero pueden no ser suficientes si los calambres en las piernas son graves. Si estos consejos no ayudan, es importante consultar con un médico lo antes posible.


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.